•  |
  •  |

El poeta aborigen taiwanés Walis Nokan es sencillo, risueño y proyecta mucha sabiduría. El docente, defensor y promotor del legado y la cultura de sus antepasados está en Nicaragua para participar, por primera vez, en el Festival Internacional de Poesía de Granada, en donde recitará su melodiosa lírica.

Nokan, quien es considerado uno de los más importantes poetas aborígenes de Taiwán, además de escribir poemas ha incursionado en otros géneros literarios como las novelas, investigaciones y ensayos sobre los aborígenes de su país, para que las nuevas generaciones del mundo puedan conocer a fondo la riqueza cultural de sus orígenes.

En sus obras, se le distingue un talento literario integral, estilo agudo, pensamiento lógico y un gran poder de crítica.

En una amena plática con El Nuevo Diario habló de su vida como poeta, inspiración y sentir sobre su participación en el Festival Internacional de Poesía de Granada y previo a la entrevista brindó un regalo de su valioso talento como poeta, dedicando un breve poema al equipo: Fotógrafo Agujero negro misterioso Te llevaste mi alma.

¿Desde cuándo escribe?

Yo soy del grupo aborigen Mihu, que es un pueblo pobre, en donde no teníamos nada con qué jugar, cuando llegué a secundaria, y empecé a leer periódicos, me impactó la sección Cultural y de Literatura del Diario, me encantó y fue así que empecé a leer más. Recuerdo que empecé a escribir cuando estudiaba en la universidad, en aquel entonces era una escuela normal, para formarme como profesor. Fue a los 16 años que inicié a escribir, en ese entonces me di cuenta que no había una descripción de la cultura de mi propio pueblo, entonces quise a través de mis escritos dar a conocer más sobre la cultura, las tradiciones de mis raíces.

¿Cuántos libros ha escrito hasta el momento?

No solo escribo poesía. Hasta el momento he publicado 4 libros de poesía, 3 libros de ensayos, 3 novelas y reportajes de literatura y también un libro de investigación sobre la historia de mi pueblo aborigen. Además publiqué un libro de significados, como una especie de diccionario.

¿Cuáles son los temas sensibles en su obra poética?

Fundamentalmente, la mayoría de mis escritos es sobre la historia de los aborígenes de Taiwán, porque siempre hay que conocer la historia de tu pueblo. Después de conocer la historia de los indígenas de Taiwán, sentí la necesidad de promover y transmitir el legado a otras generaciones. Con el paso del tiempo también me sentí preocupado por los países del tercer mundo, y quiero, a través de mis escritos, ser un vocero de los países o pueblos que tiene menos recursos económicos.

¿Qué enseñanza le ha dejado la docencia?

Trabajé durante 32 años como profesor de primaria, pero hace dos años me jubilé. Para mí como escritor, la interacción con niños fue una bendición en mi carrera como escritor, fue una chispa a la hora de escribir, porque cuando somos adultos perdemos la imaginación y la creatividad, que solo los niños pueden darte. Aprendí mucho de mis alumnos, incluso hay muchas de mis obras en la que mis alumnos fueron la inspiración para empezar a escribir.

¿Es la primera vez que participa en un festival de poesía latinoamericano?

Sí, es la primera vez. Pienso que en la literatura no hay fronteras, aunque yo no he tenido ningún encuentro con escritores latinoamericanos, pero a mi juicio hay muchas obras de los aborígenes que tiene mucha similitud con los temas de escritores centroamericanos. A mí me gusta la obra de Jorge Luis Borges y el colombiano Gabriel García Márquez.

¿Y ha leído la obra del nicaragüense Rubén Darío?

Sí, he leído bastante. A mi juicio puedo decir que los poemas de Rubén Darío están cargados de romanticismo, pasión y espíritu revolucionario.

El bardo Walis compartirá su poesía el 17 de febrero en el Festival Internacional de Poesía en Granada, a las 9:00 de la mañana.

54 AÑOS de edad tiene el poeta aborigen.

Trayectoria

Nokan ha ganado numerosos premios, entre ellos el Premio de Poesía Anual de Taiwán y el premio a Mejor Reportaje de Literatura del diario China Times. Además fundó la revista “Cultura de Cazador”, la cual se convirtió en un Centro de Investigación de Humanidades sobre los aborígenes de Taiwán.

Entre sus obras figuran: Micronovela de Walis (2014), El mundo se queda versos de dos líneas (2012), Viaje en niebla (2003), Historia de los aborígenes taiwaneses: Pieza de Atayal (2002), Extrañar a amigos de mi etnia (1994), entre otras.