•  |
  •  |
  • END

La diva del rock nicaragüense, Martha Vaughan, se reencontró con su público en Nicaragua la noche de este sábado 6 de diciembre, al cerrar en la Ruta Maya una serie de conciertos que recordaron la memoria de quien en vida fuera John Lennon, ex vocalista de The Beatles que hoy 8 de diciembre ajusta 28 años de muerto, víctima de las balas de Mark David Chapman.

A pesar de que un sector del público había centrado su atención en la apaleada que el campeón de los pesos ligeros del Consejo Mundial de Boxeo, el filipino Manny Pacquiao, le dio al mexicano-estadounidense Oscar De la Hoya, la aparición de Martha hizo que muchos cambiaran su estado de ánimo.

Vaughan, luciendo un traje negro, demostró una vez más el dominio escénico que posee en sus apariciones musicales, porque rompió el esquema tradicional cuando un cantante sube a la tarima como invitado especial por un grupo musical. Ella apareció ante el público interpretando “Satisfaction”, de The Rolling Stone, respaldada musicalmente por el grupo La Calle.

“Venimos a pasarla alegre esta noche, y estoy tan contenta al verles de nuevo con esas caras de alegría”, dijo la diva después de interpretar su primer tema musical de rock clásico, al tiempo que anunció a su público que “iban a haber sorpresas”, como lo fue la presentación de la banda Ecos, que lidera su hijo Pavel Palma. Esta banda interpretó música original en los ritmos de baladas rock.

El segundo tema que interpretó fue “Come Together” una canción de The Beatles escrita principalmente por John Lennon, y acreditada a Lennon/McCartney. La canción es la primera en el álbum de septiembre de 1969, Abbey Road, de los Beatles
Además de interpretar un tema de rock and roll (“El rock de la cárcel”), Martha deleitó a su público con “Hotel California”, del grupo Eagles, una banda de rock clásico estadounidense que se dio a conocer en Los Ángeles, California, a principios de los años 70.

Inicialmente su música era un híbrido entre música country e instrumentación bluegrass, injertadas en armonías del surfer rock californiano, y produciendo baladas sensibles y música ligera de aroma country y pop-rock, con letras que hablaban de coches, relaciones y vidas sin rumbo. En 1976, Eagles publica su mejor álbum y el más vendido. El título era “Hotel California”, que terminó de catapultar a los Eagles a la cima de la fama y con el que ganaron un Grammy.

El show de Martha estuvo apoyado con las vibraciones del maestro Ricardo Palma, padre de sus hijos mayores, Pavel y Tatiana, lo que le permitió subir el volumen en el rock con el tema “I’m Your Captain”, de Grand Funk Railroad, otra banda estadounidense que en 1969 la conformaron Mark Farner, en la guitarra y cantante; Don Brewer, en la batería; Mel Schacher, en el bajo, y Craig Frost en los teclados.

Para cerrar el concierto Martha interpretó “Oh! Darling”, una canción de The Beatles escrita por Paul McCartney. Es la cuarta canción del álbum Abbey Road, de 1969, y su título original era “Oh! Darling (I’ll Never Do You No Harm)”. También incluyó “Born on the Bayou”, de Creedence Clearwater Revival.

Y como el público le pidió que siguiera cantando, Martha interpretó “Twist and Shout”, una canción escrita por Phil Medley y Bert Russell. Fue grabada originalmente por Top Notes y luego versionada por The Isley Brothers. La versión más conocida es la grabada por The Beatles, con John Lennon en la voz líder, y originalmente lanzada en su primer disco, “Please Please Me”.