•  |
  •  |
  • EFE

Victoria Beckham, la esposa del futbolista, David Beckham, aseguró que no está embarazada, pero manifestó que no le disgustaría tener una niña.

"No. No estoy esperando", manifestó la cantante en una entrevista en el programa "Larry King" de la cadena de televisión CNN.

"Sin embargo, debo admitir que me gustaría tener una niña, aunque no por ahora", manifestó Beckham, quien ya tiene tres varones que la "mantienen muy ocupada".

Añadió que comparte las labores de su crianza con su esposo y que los niños "ya están demostrando su afición por el fútbol" y le "piden que les sirva de golero cuando practican".

Durante la entrevista Victoria Beckham también habló sobre sus planes de un reencuentro con las otras tres integrantes del grupo "Spice Girls" que a mediados de la década pasada vendió más de 60 millones de álbumes.

Victoria, quien aparecerá en la portada de la revista "Elle" en el número de enero, dijo que la reacción positiva al anuncio de una reunión del grupo ha sido "abrumadora".

No es celosa

La cantante reside desde comienzos de año en Los Ángeles donde llegó con su marido después de que éste fue transferido al equipo "Los Ángeles Galaxy" procedente del Real Madrid. También dijo que no tiene celos por el inmenso atractivo de su marido no solo en el ámbito deportivo sino también entre sus admiradoras.

"No soy celosa. Yo lo respeto. Hemos estado juntos diez años y durante ese tiempo nos hemos apoyado. Yo estoy muy orgullosa de él, y además, él es muy leal", añadió.

Victoria también rechazó sugerencias de la prensa de que el jugador sea una persona sometida a sus dictados. "No nada de eso. Somos muy iguales. Nos complementamos. David no dejaría que lo pasaran a llevar", expresó.