•  |
  •  |
  • END

Salma Hayek confesó entusiasmada en el Festival de Cine de Dubai que volverá a rodar con el también cineasta mexicano Robert Rodríguez, a quien le debe uno de sus primeros papeles en Hollywood, “Desperado”, y la escena más icónica de su carrera al lado de una serpiente en “Abierto hasta el amanecer”.

“Les voy a dar una gran noticia: voy a trabajar otra vez con Robert Rodríguez. No estará Antonio Banderas... al menos por ahorita no”, expresó la actriz en la ciudad árabe.

Y así, con esta suma de talentos mexicanos internacionales, Salma volverá a la interpretación, el arte que la ha hecho más famosa pero no más rica, puesto que su empeño en sacar adelante como productora proyectos cinematográficos de la categoría de “Frida” (2002) o series de televisión del éxito de “Ugly Betty”, la han convertido en una de las latinas más poderosas del mundo del espectáculo.

A los 42 años no le asusta, en cambio, la competencia: pese a la rivalidad añeja que le une con Jennifer López --ambas emprendieron una lucha artística por levantar la biografía cinematográfica de Frida Kahlo--, Salma demuestra abiertamente su admiración por su descubrimiento personal, América Ferrara, protagonista de “Ugly Betty”, y su amistad con Banderas y Penélope Cruz.


Contra el sida
Pero además de la reivindicación de la personalidad artística y la trayectoria vital controvertida de Kahlo y denunciar el poder de la imagen en la moda con Betty, en Dubai, Hayek se apunta a otra batalla: la de la lucha contra el sida.

“Estoy aquí para atraer dinero para la investigación de esta enfermedad, pero también he hecho trabajo de campo. Creo que es la verdadera manera de comprometerse con algo, vivirlo de cerca. Y, desde el punto de vista de los que estamos en el cine, contar la experiencia”.

Y así, Hayek -que toma parte en campañas de ayuda a las mujeres maltratadas, la inmigración y el medioambiente- consiguió recaudar por un brazalete de Cartier con su nombre 80 mil dólares, así como un cameo en “Ugly Betty” por 35 mil en una gala celebrada en el hotel Atlantis de Dubai.

Salma, con su habitual simpatía aderezada con una mirada inteligente, afirmó que en cualquier caso, no es ella “la que tiene que dar una respuesta a la crisis de hoy en día si no lo han conseguido los grandes sabios del planeta” y celebró la victoria de Barak Obama en Estados Unidos. “Espero que cambie el país y, en consecuencia, el planeta”, enfatizó.

Su visión del compromiso, no obstante, se limita a “ser consciente de los grandes problemas que hay en el mundo, pero sin dejar de apreciar los pequeños placeres que nos da la vida”.

Hayek, que probó suerte en la dirección con el telefilme “El milagro de Maldonado” (2003) , dijo tener entre manos además cuatro proyectos cinematográficos, de los cuales no quiso dar muchos detalles.

Sólo uno está confirmado, “Cirque du Freak”, del realizador Paul Weitz, en la que compartirá cartel con los actores nominados al Oscar Williem Dafoe, Ken Watanabe y John C. Really.

Además, seguirá buscando talentos en Latinoamérica y, así, tras el padrinazgo de Santiago Segura, Nicolás López, director de “Santos” (2008) y “Promedio Rojo” (2004), contará con ella en la producción para su próxima película, todavía sin título.


Fuente: El Universal