•  |
  •  |
  • END

EFE-REPORTAJES
El chat es una nueva forma de comunicación que interesa a todos. Se trata de un modo nuevo de establecer relaciones sociales que ha generado la desconfianza por parte de muchos, ya que es muy fácil caer en el engaño

La palabra chat proviene del inglés, su traducción en español es “charla”. Podemos calificar al chat como una comunicación escrita a través de Internet de forma instantánea entre dos o más personas conocidas o desconocidas. Es una forma de comunicarnos que se ha establecido desde hace unos años y ha tenido repercusiones importantes en las relaciones sociales.

Hay distintos tipos de protocolos a la hora de establecer una conversación por chat. Está el protocolo IRC (utilizan una aplicación cliente para conectarse con un servidor), el de mensajería instantánea, a través de SMS por el teléfono móvil, P2P peer-to-peer (intercambio de archivos) y el WebChat.

Pero últimamente el método de conexión a chat más extendido es el de mensajería instantánea, donde se necesita una cuenta de correo electrónico. Este tipo de chat es el desarrollado por MSN Messenger, Yahoo Messenger, Jabber y Gmail.


Al servicio de todos
Los principales beneficios del chat son su facilidad de uso, intercambio de ficheros y la comunicación con otros. Pero este medio puede generar problemas relacionados con la seguridad y la intimidad.

Esta forma de comunicación está al servicio de todos y ahí radica su principal peligro, que los usuarios en su mayoría pueden ser víctimas de engaños.

El grupo social que más vulnerable ante estos engaños son los menores, que pueden ser víctimas de pederastas o de otro tipo de individuos sin escrúpulos.

Por ello, es fundamental el seguimiento de estos casos ante el peligro que pueden correr estos menores en manos ajenas. Ya que el peligro, no sólo está en esas conversaciones a través de Internet, sino también a través de los encuentros que se generan a partir de estos contactos.

Aunque hay que tener en cuenta que no sólo los menores pueden ser víctimas de estas mentiras. Los adultos se pueden ver perjudicados ante el engaño, al establecer “relaciones amorosas” o “relaciones amistosas”.

Algunos de los consejos que puedes seguir para prevenir engaños o para que tus conversaciones por el Chat no te creen problemas son:
- En el caso de los menores, mantener un control sobre sus relaciones con otros por el chat, pero no prohibir su uso, ya que lo que se puede provocar es la reacción opuesta por parte del menor. También es importante controlar el acceso a determinadas páginas web que les puedan llevar a foros o chats que no sean apropiados para su edad.

- Mantener la privacidad de tus datos personales, ya que no sabes con qué tipo de personas te estás relacionando.

- Intenta no crear grandes lazos de unión con alguien al que acabas de conocer, puesto que te puede estar engañando y puede llevarte a la decepción.

- Es muy importante que conozcas en qué clase de chat estás participando. Hay que tener en cuenta el canal o categoría en el que estás, para no llevarte sorpresas de ningún tipo.

- Si te estás planteando tener una cita a través del chat, no caigas en las redes de personas que buscan citas rápidas. Tienes que mantener más de una conversación para verificar que no te están engañando, quedar en sitios públicos y comunicar a tus familiares más cercanos tu intención de citarte con la otra persona.