• |
  • |

La actriz mexicana Florinda Meza, viuda del fallecido comediante Roberto Gómez Bolaños “Chespirito”, negó hoy en Sao Paulo que haya prohibido las visitas a la tumba de su esposo, quien murió el pasado 28 de noviembre a los 85 años de edad en su residencia en Cancún y fue sepultado en Ciudad de México.

“Siempre hay difamadores. La prensa sucia me culpó, pero no es verdad. Las puertas están abiertas a todos los visitantes. Si son extranjeros, con más razón, podrán preguntarle al vigilante dónde queda la tumba”, señaló Meza en entrevista al canal SBT, que todavía retransmite la serie humorística “El Chavo del Ocho”.

El cementerio Panteón Francés, de la capital mexicana y donde reposan los restos de “Chespirito”, por tener más de cien años ya no funciona más y es tratado como museo, pero sin restricciones de visitas, explicó Meza.

En la capital mexicana, adelantó la viuda de “Chespirito”, se gestiona un proyecto para abrir un museo con el acervo del comediante.

Meza, también libretista de telenovelas, visita por estos días Brasil como invitada del canal de televisión, para participar en varios programas de entrevistas y en su primera participación evitó dar detalles de los problemas, incluso judiciales, que tuvieron ella y “Chespirito” con otros actores del elenco.

“En el caso da María Antonieta de las Nieves (‘La Chilindrina’) yo la considero una gran compañera, pero no puedo decir que era una gran amiga porque yo era más próxima de los otros. No tengo ninguna queja y si ellos dicen algo pongan en duda a quien lo comenta, también porque la prensa a veces no es verdadera y miente”, relató.

Sobre Carlos Villagrán “Kiko”, Meza admitió que él y otros actores del elenco intentaron una relación amorosa con ella antes de unirse a “Chespirito”, a quien vio después de 35 años, justo en el velorio del comediante.

“Fue solo un momento en que él me dio las condolencias y un abrazo y nos despedimos porque yo ya estaba de salida. Me gustó que él y toda América Latina estaban allá en el velorio”, señaló Meza.

Después de que la serie dejara de grabarse en los años noventa, Meza y “Chespirito” mantuvieron contacto solo con los actores Rubén Aguirre “El Profesor Jirafales” y Edgar Vivar “El Señor Barriga” y “Ñoño”, pues la mayoría del resto del elenco murió y con De las Nieves y Villagrán hubo una disputa judicial por derechos.