• |
  • |
  • EFE

La mítica película musical “The Sound of Music”, o “La novicia rebelde” en Latinoamérica, cumple medio siglo y la ciudad austríaca de Salzburgo invita a recorrer sus bellos escenarios naturales.

El 2 de marzo de 1965 se estrenó en Estados Unidos el filme dirigido por Robert Wise y protagonizado por Julie Andrews, que iba a ganar cinco premios Óscar y convertirse en el largometraje musical más visto de la historia del cine.

La cinta se basa en la historia real de la novicia Maria Augusta Kutschera (1905-1987), que en el período de entreguerras fue enviada como institutriz de los siete hijos del viudo barón austríaco Georg von Trapp, con quien luego se casó. En 1938, la familia se vio forzada a abandonar el país alpino, huyendo de los nazis porque el barón se negó a entrar en la Marina del Tercer Reich y a rendir culto al dictador nazi Adolf Hitler.

Cuna de Wolfgang Amadeus Mozart y situada en la alpina región de Salzburgo, la ciudad austríaca del mismo nombre, donde se rodó la mayor parte de la película, es conocida por su célebre festival de música, ópera y teatro, así como por su gran belleza.

Hoy, medio siglo más tarde, la mayoría de los turistas extranjeros llegan a la ciudad austríaca para ver los escenarios originales de la película, explicó a Efe Birgit Wszelka, portavoz de la Oficina de Turismo de Salzburgo.

Actos conmemorativos

Los actos en Salzburgo se suman a otros muchos en el resto del mundo, en los que queda patente la vitalidad que aún tiene “The Sound of Music” y sus eternas canciones.

Entre ellos destaca, por ejemplo, el homenaje de la Academia de Hollywood en la más reciente entrega de los premios Óscar, cuando Lady Gaga sorprendió al público entonando “The sound of music”, “Climbe very mountain”, “My favorite Things” y “Edelweiss”.