•  |
  •  |
  • AFP

Un jurado estadounidense ordenó el martes reciente a los cantantes Robin Thicke y Pharrell Williams pagar 7.3 millones de dólares a la familia de Marvin Gaye, alegando que la pareja le plagió el éxito “Blurred Lines”, compuesto en 2013.

Los ocho miembros del jurado, que deliberaron durante dos días, afirmaron que las estrellas del pop tomaron partes del éxito de Gaye de 1977 “Got to Give It Up”.

“Estoy tan emocionada que es difícil expresarlo con palabras”, dijo Mona, la hija de Gaye, que calificó el veredicto de “milagro” y explicó que su familia emprendió acciones legales “porque él (Marvin) no puede hacerlo por sí mismo”. Gaye murió por un disparo de su padre en la víspera de su 45 cumpleaños, en 1984.

Tras el veredicto, el abogado de la familia Gaye, Richard Busch, comentó que planeaba solicitar una medida cautelar para el bloqueo de las futuras ventas de “Blurred Lines”.

En el juicio testificaron tanto Williams como Thicke, aunque ninguno estuvo en la sala para escuchar el veredicto.

En declaraciones a la revista Rolling Stone, el representante de Williams aseveró que “aunque respeto el proceso judicial, estamos extremadamente disconformes con el veredicto de hoy (martes), que establece un horrible precedente para la música y la creatividad de ahora en adelante”.

“Pharrell compuso ‘Blurred Lines’ desde su corazón, mente y alma, y la canción no fue tomada de nadie más. Estamos revisando la decisión y considerando otras opciones”, añadió.

Un título polémico
Los herederos de Gaye obtuvieron una parte de los cerca de US$16.5 millones de beneficios que la sonada canción ha producido desde su lanzamiento, hace dos años. El jurado estimó que US$4 millones serán por daños y US$3.4 por ganancias.

Las pruebas presentadas en corte evidenciaban que Thicke y Williams ganaron más de 5 millones de dólares cada uno gracias a ella.

“Blurred Lines” fue la canción más vendida de 2013 en Estados Unidos con un total de 6.5 millones de copias, según Billboard.

Durante las dos semanas de juicio, Williams dijo que entendía por qué los fans relacionaban las dos canciones, pero explicó que “la música soul, suena como música soul”.

Mientras, el veredicto libró de toda responsabilidad al rapero Clifford “T.I.” Harris Jr., quien colaboró con la pareja en esta canción.

Aunque los miembros del jurado vieron el video de “Blurred Lines” y escucharon la canción, se les pidió que consideraran solo los acordes, melodías y letras, y dejaran de lado otros elementos.

Pero mucho antes de este juicio, “Blurred Lines” ya era un tema controvertido.

Algunos críticos condenaron la letra por referirse, según ellos, al consentimiento sexual. El videoclip presentaba a mujeres semidesnudas exhibiéndose ante Thicke.

Sin olvidar que el tema sirvió de banda sonora al famoso y polémico “twerking” de Miley Cyrus en la gala de los MTV Video Music Awards 2013.

Marvin Gaye dejó una extraordinaria lista de éxitos. Además de “Let’s Get It On”, su “I Heard It Through the Grapevine” y “Sexual Healing” forman parte de los clásicos del pop, funk y soul.

7.3 millones de dólares tienen que pagar los cantantes por el plagio.

2013 Año en que Miley Cyrus protagonizó el famoso “twerking” con la canción.