•   Managua  |
  •  |
  •  |

Interpretar un papel en el cine requiere a menudo una transformación radical en el aspecto físico de los actores. Tienen que engordar o adelgazar mucho en poco tiempo, incluso interpretar papeles del sexo opuesto.  Son cambios extremos y, a veces, polémicos. Pero tan creíbles que pueden valer un Óscar.

Matt Damon

Es una de las estrellas aficionada a modificar su cuerpo para el cine. En 1996, cuando era un jovencito, apareció en la cinta “Valor bajo el fuego” con cerca de 20 kilos menos. En “El informante” (2009) debió engordar 30 libras para encarnar al ejecutivo Mark Whitacre. Ese mismo año, para “Invicto”, debió cambiar la grasa por músculo en pocas semanas.

Jared Leto

En la película “Capítulo 27”, Leto aparece irreconocible. Encarnando al asesino de John Lennon,  Mark David Chapman, el actor incrementó su peso corporal hasta en 60 libras, tirando al cesto de la basura su escultural cuerpo. Para “Dallas Buyers Club”, sin embargo, debió bajar cerca de 20 kilos para el rol del transexual Rayon, con el que obtuvo un Óscar como mejor actor de reparto. Sin duda, sus cambios han valido la pena.

Natalie Portman

Aunque se trató de un cambio menos radical, esta guapa actriz debió entrenar su cuerpo para asemejar la estilizada y trabajada figura de una bailarina en “El cisne negro”. Para eso, aprendió ballet y perdió cerca de 10 kilos. Además del cambio de figura, logró el Óscar como mejor actriz.

Matthew McConaughey

El tonificado actor debió llegar a una extrema delgadez para protagonizar “Dallas Buyers Club”. En la cinta cinematográfica, el actor interpreta al vaquero Ron Woodroof, que experimenta los cambios físicos provocados por el sida, luciendo casi 20 kilos menos.

Charlize Theron

La actriz sudafricana, considerada uno de los símbolos sexuales de los últimos tiempos, logró uno de los cambios más impactantes. Además del evidente maquillaje, la protagonista de “Monster” (2003) debió sumar más de 10 kilos de peso. La actuación le valió un Óscar como mejor actriz.

Tom Hardy

Un gran cambio quedó de manifiesto en el filme “Bronson” (2008), donde Hardy debió sumar 20 kilos de peso para encarnar a Michael “Charles Bronson” Peterson. Lo mismo ocurrió en “Warrior” (2011) y en la tercera entrega de “Batman”, de Christopher Nolan, donde debió generar 25 kilos de músculo.

Bradley Cooper

El destacado actor debió someterse a un extremo régimen para protagonizar la aclamada cinta “American Sniper”. El artista, que compitió por el galardón mejor actor en los Óscar 2015, debió consumir más de 8,000 calorías diarias, considerando que un régimen normal contempla unas 2,500 calorías. Con eso, la estrella de Hollywood logró subir más de 40 libras para interpretar al francotirador Chris Kyle.  

Eddie Redmayne

Este actor británico tiene en su haber un premio Óscar como mejor actor por dar vida a Stephen Hawking en “La teoría del todo”: su próximo reto será  encarnar a Lili Elbe, artista que nació como un hombre, Einar Wegener (Dinamarca, 1882), y se convirtió en la primera persona en someterse a una operación de cambio de sexo. El filme se llamará “La chica danesa” y se espera llegue pronto a los cines.