•  |
  •  |

Según el sitio www.hola.com, hace pocos días caminaban por Nueva York, sonrientes, de la mano y derrochando ese característico estilo que los convierte en una de las parejas referentes de Hollywood: George y Amal Clooney. Se dirigían, como suelen hacer en cuanto tienen un hueco en su agenda, a un restaurante para disfrutar de una doble cita en compañía de unos amigos. Nada mejor que una buena cena para brindar por el éxito de ambos y sobre todo por sus nuevos proyectos, en especial uno que han comenzado con especial ilusión: la reforma de su nueva casa.

George y Amal ya han empezado las renovaciones de su mansión en Berkshire, Inglaterra. La pareja adquirió en octubre, poco después de su gran boda, esta casa valorada en 10 millones de libras esterlinas (unos 13 millones de euros) tiene el estatus de “monumento clasificado”, la denominación que se emplea en el Reino Unido para referirse a las construcciones incluidas en la lista estatutaria de edificios de especial interés arquitectónico o histórico. En concreto, esta casa pertenece al Grado II, el empleado para “edificios de especial interés que merecen todos los esfuerzos para su conservación” pero, a pesar de lo impresionante que pueda sonar, no es suficiente para George y Amal, que han decidido hacer algunas reformas en la mansión para así lograr el hogar de sus sueños.

La casa se encuentra en una ubicación inmejorable, junto al río Támesis, y su proximidad a Londres es una facilidad añadida para el trabajo como abogada de derechos humanos de Amal. Cuenta con nueve dormitorios, además de un gimnasio, spa, baño de vapor, biblioteca e impresionantes jardines. Después de las modificaciones que planean hacer George y Amal, la mansión tendrá todas las comodidades que se pueden desear: piscina, con casita de piscina, además de una gran terraza y un cine privado donde la pareja podrá ver siempre que quiera las películas de George.