•  |
  •  |

Brad Pitt y Angelina Jolie se encuentran consternados por la situación que viven los niños en Siria, motivo por el cual podrían adoptar a una niña de aquel país, informó el diario británico The Express. Según ha publicado la revista australiana Woman’s Day, la pareja estaría finalizando los trámites de adopción para acoger a uno más en la familia. Se trata de Moussa, un niño de dos años procedente de Siria. El pequeño ha perdido a su padre y a su madre, por lo que actualmente reside en un campo de refugiados en Altinozu, Turquía.

Un socio de la pareja aseguró que la actriz sufre constantemente a consecuencia del conflicto sirio, en especial por la situación que atraviesan los adolescentes huérfanos, por lo que considera seriamente en sumar su séptimo hijo al clan Pitt-Jolie. “Ahora que ha sorteado sus problemas de salud, tanto ella como Brad creen que es el momento adecuado para adoptar otro huérfano de allí, probablemente una niña”, aseguró al diario.

Múltiples visitas
Jolie ha hecho, al menos, seis visitas a campos de refugiados en Siria desde 2012 en su rol como enviada especial del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados. Lo que hace crecer los rumores sobre la posible adopción.
 “A ellos les gustaría llevarlo a cabo, si es posible, antes de finales de verano, ya que, a pesar de que ambos están ocupados, sus agendas son relativamente ligeras para la mayor parte de 2015”, aseguró otra fuente cercana a la pareja, quien explicó que Jolie quiere ver una carita nueva en su mesa.

Antecedentes
La pareja ya son padres de seis hijos: tres de ellos son biológicos (Shiloh, de ocho años; y los gemelos Knox y Vivienne, de seis); y otros tres adoptados (Maddox, de 13 años y nacido en Camboya; Pax, un vietnamita de 11 años; y Zahara, de 10, quien nació en Etiopía).

En 2002, mientras Jolie estaba casada con Billy Bob Thorton y no tenía hijos biológicos,  adoptó a Madox Chivan, en ese entonces un bebé de 7 meses de nacido. Después del divorcio con Thorton, la actriz recibió la patria potestad del infante. En 2005, mientras iniciaba su relación con Brad Pitt, Angelina se decidió por adoptar a Zahara Marley, una pequeña de solo meses y originaria de Etiopía.

A finales del año 2006, Angelina Jolie y Brad Pitt decidieron volver a adoptar y después de varios meses de trámites consiguieron que el pequeño Pax Thien, que por aquel entonces tenía algo más de tres años, abandonara Vietnam y viajara a Estados Unidos para reunirse con su nueva familia.

Una estrella solidaria
Según Jolie, la primera vez que le llegó a interesar la pobreza mundial y la crisis humanitaria en el mundo fue a raíz del rodaje de “Tomb Raider”, pues le impactó la amplia pobreza camboyana. Se unió al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), y así obtuvo mucha información sobre los focos de tensión internacional.

El Acnur le propuso, en su momento, pagar a Jolie los gastos de sus viajes, pero ella se negó e insistió en que iba a cubrir todos los gastos relacionados con sus misiones, y dijo también que iba a tener y compartir los mismos rudimentos de trabajo y las condiciones de vida que si fuera personal del Acnur.