Edgard Barberena
  • |
  • |
  • END

Una serie de actividades culturales que abarcó el séptimo arte; el teatro, con obras clásicas de dramaturgos; exposiciones de artes plásticas, presentación de libros, conferencias y presentaciones de danzas y recitales de poesía, impulsó el Instituto Nicaragüense de Cultura Hispánica (INCH) durante este año que está por finalizar.

Así lo dio a conocer a VARIEDADES el presidente de la Junta Directiva del INCH, René González Mejía, al evaluar el trabajo desarrollado por la institución durante el año 2008, en la que la embajada de España realiza sus actividades de orden cultural.

El director del centro valoró altamente el apoyo que ha tenido de parte del embajador español en Managua, Antonio Pérez-Hernández y del Consejero Cultural Miguel García-Herraiz.

“Nuestras actividades estuvieron enfocadas principalmente en beneficiar a un vasto sector de la niñez y juventud de Nicaragua, ofreciéndoles diversas alternativas para que emplearan su tiempo libre, obteniendo resultados provechosos y prácticos que contribuyeron a su formación integral”, dijo González Mejía.

El edificio del INCH cuenta con un salón con aforo para 150 personas y con una biblioteca especializada en temas hispánicos.

Además, goza de una subvención anual otorgada por la Agencia Española de Cooperación Internacional al Desarrollo (AECID).

Con esta ayuda, el instituto, con apoyo de la Sección Cultural de la embajada de España, la junta directiva del Instituto organiza y respalda presentaciones de libros, conferencias, seminarios y coloquios, recitales de poesía, talleres y representaciones teatrales, ciclos de cine y festivales de cine, actuaciones musicales y de danza.

Dice el director que el INCH es un foro de difusión cultural y un centro para el encuentro de ideas y expresiones artísticas y culturales, contribuyendo al fortalecimiento y difusión de los valores culturales comunes, la puesta en relieve de la importancia de los lazos históricos, humanos y de lengua entre España y Nicaragua…”.

Entre los miembros del instituto figuran escritores, poetas, pintores, cineastas, catedráticos universitarios y estudiantes. Históricamente está vinculado a una fecha clave en las relaciones culturales entre España e Ibero América el 4 de julio de 1946, cuando se concibió El Escorial, la creación del Instituto Cultural Iberoamericano.

Esa entidad tuvo de presidente al ya fallecido poeta Pablo Antonio Cuadra y se transformó después en el Instituto de Cultura Hispánica.

Las relaciones culturales entre España y Nicaragua continuaron profundizándose y tuvieron como punto culminante la creación el 12 de octubre de 1959 del instituto, formado por cuarenta socios fundadores.

Actualmente el INCH acoge en su seno a 250 miembros en su sede en Managua y en sus cinco filiales que operan en Granada, León, Rivas, Carazo y Masaya.

Este año en el INCH se han presentado 15 libros de renombrados novelistas y escritores.

También la institución ha patrocinado 21 eventos culturales de las más diversas clases, mientras las filiales departamentales se fortalecieron este año con la realización de 43 actividades.