• |
  • |

EFE- REPORTAJES

Exfutbolista y ahora diseñador de moda y modelo, David Beckham hace un hueco en su ajetreada agenda para celebrar su cuarenta cumpleaños con una lujosa fiesta en Marruecos.

La fiesta será el 2 de mayo, fecha de la onomástica de uno de los futbolistas más famosos del mundo. Según adelanta la prensa inglesa, Beckham y su esposa Victoria han elegido Marruecos porque les trae muy buenos recuerdos y donde esperan a un nutrido grupo de invitados, entre los que estará su amigo Tom Cruise.

La vinculación de David y Victoria con este país norteafricano se remonta a 2004, cuando la pareja se recluyera allí para superar una de sus crisis matrimoniales, después de que Rebecca Loos, exasistente de la familia, afirmara haber mantenido una aventura con el entonces jugador del Real Madrid.

SU EQUIPO DE FUTBOL
David Robert Joseph Beckham, nacido en Londres en 1975, lleva dos años retirado de los terrenos de juego, tiempo en el que se ha volcado en poner en marcha su propio equipo de futbol en la Mayor League Soccer (MLS), una franquicia que adquirió en 2014, y para la que busca estadio en Miami para 20,000 espectadores.

Tras varios proyectos fracasados, el exfutbolista inglés parece haber encontrado unos terrenos junto al campo de beisbol de los Marlins, en la Pequeña Habana, tras el ofrecimiento de las autoridades del condado de Miami-Dade el pasado mes de marzo.

Además de su actividad futbolística, Beckham no ha pasado por alto su faceta de modelo, que tantos beneficios le dio en el pasado, y ha ampliado su campo de acción con el diseño de moda para la firma H&M, faceta en la que también se desenvuelve su esposa.

El pasado 20 de marzo, el inglés pasaba por Madrid donde presentó la colección “Modern Essential” de prendas clásicas con novedosas texturas, divertidos colores y atrevidos cortes. “Diseño las prendas según lo que a mí me gusta, lo que yo me pondría”, reconoció el exfutbolista, quien aseguraba que su colección “se identifica mucho conmigo”. Beckham, quien supera los 50 millones de seguidores en las redes sociales y está en el puesto 410 de los más ricos del Reino Unido, con una fortuna de 365 millones de dólares, no ha perdido su “glamour” ni su vitola de gran futbolista a pesar de llevar dos años retirado.

Una carrera en la que ganó una veintena de títulos, entre ellos cinco “Premier Leagues” con el Manchester United (1996, 1997, 1999, 2000 y 2001) y una Liga española con el Real Madrid (2007), una liga francesa con el París Saint Germain (2013), además de una Copa de Europa, una Intercontinental y dos Copas de Inglaterra con el equipo inglés.

Beckham puede presumir de haber jugado en cuatro de las grandes ligas europeas, además en la MLS estadounidense, concretamente con los Ángeles Galaxy. Su brillante trayectoria deportiva se fomentó en equipos como el Manchester United, Real Madrid, Milán y París Saint Germain.

“No habrá nunca nada que pueda reemplazar el deporte que amo”, dijo al anunciar su retirada en 2013. Dos años después, su empeño es seguir vinculado al fútbol con la franquicia que ha comprado en la MLS, de la que aún no se sabe el nombre. “Es el momento de comenzar a devolver todo lo que me ha dado el futbol”, señalaba entonces.

El exfutbolista tampoco se ha olvidado de los más necesitados y, desde 2005, es embajador de Unicef. Su última colaboración con esta iniciativa se presentó el pasado 2 de febrero, el proyecto “Unicef7”, para ayudar a los jóvenes en riesgo de exclusión.

“Mi fama y mi éxito en el campo me abren las puertas para proyectos que están centrados en la protección de los niños y de las mujeres”, señaló.

A sus 40 años, la fama de Beckham no decae, centrado en varios proyectos e iniciativas a los que pretende atender con total normalidad.

Recientemente, el inglés presentó su colección de diseños de moda para la firma H&M.