•  |
  •  |
  • EFE

Se confirmó hace unos días que Jared Leto (Luisiana, EE.UU., 1971) dará vida al personaje del Guasón, el villano clásico de la popular franquicia cinematográfica Batman, en la versión que llevará por título "Suicide Squad". Un personaje que ha sido parodiado con un vídeo por su anterior protagonista, Jack Nicholson, y que está creciendo por internet de forma viral.

¿Estrategia comercial? Podría ser. Pero desde luego promoción no le hace falta para nada al músico, actor, director y productor Jared Joseph Leto, que se ha convertido en el gran camaleón de Hollywood y que tiene en su haber el Óscar, Globo de Oro, Premio del Sindicato de Actores y el Critics Choice awards por su papel en "Dallas Buyers Club"; que obtuvo el NME Awards como hombre más sexi en 2012 y varios premios MTV de música en sus facetas de intérprete y productor.

Nacido en la localidad de Bossier City, Leto comenzó sus estudios como pintor en la Universidad de Artes de Filadelfia. Pero su hambre de arte era tremendo y se trasladó a Nueva York para iniciar clases en la escuela interpretativa New York City’s High School of Visuals Arts. En 1992 decidió probar otros registros y comenzar una carrera que, a la postre, fue la primera que le aupó a la fama: la música.

MULTIFUNCIONAL
Como intérprete, instalado en esas fechas en la ciudad de Los Ángeles, tuvo la oportunidad de trabajar como invitado en algunos episodios de dos series de televisión, por las que  su nombre comenzó a ser conocido: “Camp Wilder” (1992) --de la cadena ABC-- y “Almost Home” (1993).

Pero su lanzamiento definitivo fue en la temporada 1994-95 con "My So-Called Life", una serie televisiva de corte adolescente, para la cual Leto compuso la banda sonora  y ganó el premio a la  mejor actuación en los premios Young Artist de 1995, con su personaje de Jordan Catalano.

A partir de aquí, la vida de Jared Leto comienza a confluir también con el cine y participa en 10 producciones hasta 1999. Títulos como "How to Make an American Quilt", "The Last of the High Kings", "Switchback", "Basil", "Urban Legend", "The Thin Red Line" o "Girl, Interrupted" le hacen un hueco en la industria de Hollywood.

Pero el gran intérprete Leto tenía que llegar todavía. Fue en 2000 cuando accedió a uno de los personajes centrales del filme "American Psycho", en la historia de un desequilibrado inspirado en las páginas del libro de igual título de "Bret Easton Ellis". Inmediatamente después, ese mismo año, enseñó su capacidad de transformación en "Requiem for a Dream", donde daba vida a un drogadicto y para la que el actor se preparó viviendo en  las calles como un vagabundo, incluso absteniéndose de tener relaciones con su novia de entonces, Cameron Díaz.

Pero Leto es un artista multifuncional y en 1998 fundó también su propio grupo musical “30 Senconds to Mars”, en el que se erige como  vocalista y multiinstrumentalista,  pues toca la guitarra, el bajo y los teclados, amén de compositor, y en el que participa también su hermano Shannon Leto, dos años mayor que él, como batería.

En 2002 el grupo lanza, de la mano de Virgin Records, su primer álbum, de corte conceptual e inspirado en bandas como Tool o Pink Floyd, pero sería el segundo proyecto de la banda, "A Beautiful Lie", en 2005, cuando  les llegó el éxito, extrayendo singles como "The Kill" o "Attack".

Sobre este perfil artístico, Leto comentaba a la revista Esquire: "Soy feliz con mi banda, no me importa perder mi lugar en Hollywood. Regresaré cuando sea necesario, igual pasa, igual no, uno nunca sabe".

MULTITUD DE “LOOKS”
Pero a pesar de su gran éxito mediático, especialmente en las redes sociales --donde cuenta con más 1.7 millones de seguidores en Twitter--, el artista sigue apostando por el cine, sin olvidarse de la dirección musical y producción de vídeos o documentales.

El cine para Leto es algo como la sangre, que la lleva por sus venas y, tras intervenir en filmes como "Panic room" (2002), "Alejandro Magno" (2004), "Lonely Hearts" (2006) o "Chapter 27", una película sobre el asesinato de John Lennon para la que engordó cerca de 30 kilos, le llegó su, hasta ahora, gran papel en "Dallas Buyers Club" (2013) de la mano del director Jean-Marc Vallée.

Para este papel el actor, en lugar de aumentar, perdió 20 kilos de peso hasta convertirse en Rayon, un transexual adicto y con sida que le valió múltiples reconocimientos, incluido el Óscar como Mejor Actor de Reparto.

No puede, por tanto, sorprender a nadie que los productores y el director de "Suicide Squad" se hayan fijado en él para dar una vuelta de tuerca a un personaje mítico de la maldad en la ciudad de Gotham. A partir de ahora, no diga el Guasón, diga Leto, el camaleón.