•  |
  •  |

Si alguien hubiese predicho que un ballet folclórico, creado por tres adolescentes en las aulas de una escuela normal de Managua, lograría tener proyección nacional, quizás hubiese sido tildado de loco, máxime cuando sus fundadores se transportaban en bicicleta para buscar patrocinio para sus trajes.

Sin embargo, esa hipótesis que pareciera descabellada encierra la historia del Ballet Folclórico Quetzalnáhuatl, actualmente dirigido por el maestro William Herrera, quien empezó esta empresa junto con Jorge Cruz y Marjurie Gutiérrez.

"Jorge y Marjurie tenían la semillita, le propusieron al director de la escuela crear un grupo. Él aceptó y propuso al profesor Martín Cerda para que lo dirigiera. La motivación de crear el grupo era participar en los programas educativos que se transmitían en televisión y que creaban competitividad entre los colegios", señaló Herrera.

Primer baile
La primera pieza que el grupo bailó fue “El acuartillado” y curiosamente el hoy maestro de la danza William Herrera no pudo participar en la ejecución, porque dice que tenía dos pies izquierdos.

"Eso me motivó a ser perseverante para poder bailar. Luego decidí estudiar danza profesionalmente y tenía como objetivo contribuir a que el Quetzalnáhuatl pudiera alcanzar otro nivel y llegar a ser como los ballet que admirábamos, que eran el Macehuatl y el del maestro Ronald Abud Vivas", señaló Herrera.

30 años han pasado desde que este trío unió fuerzas y hoy en día se han vuelto a encontrar y, aunque Jorge Cruz vive en Estados Unidos, juntos celebrarán tres décadas de nicaraguanismo.

El aniversario será celebrado a la altura de la ocasión. El escenario será el Teatro Nacional Rubén Darío, donde por primera vez la Orquesta Nacional de Nicaragua acompañará a un ballet folclórico y ejecutará piezas en compañía de la marimba Flor de Pino.

Formación de jóvenes
Herrera reconoció que ha sido largo el camino y con muchos altibajos, sin embargo, afirma que la  perseverancia y el amor a la danza han hecho que superaran obstáculos hasta llegar a ser una compañía de renombre.

"Hemos contribuido a la formación integral de muchos jóvenes y eso nos llena de satisfacción. Por Quetzalnáhuatl han pasado al menos 8 generaciones, en las que hemos creado la mística de la danza, para que no se vea como un pasatiempo sino como una profesión", señaló.

La gala, que se desarrollará este sábado a las 7:00 de la noche, cuenta con el extra de que la producción se amplió a la palestra internacional y contará con la colaboración de Classica Productions, dirigida por el puertorriqueño Freddy Ramírez.

"Estoy impresionado por la calidad de este ballet. Nosotros presentaremos una pieza en la que condensamos la fusión africana y española en Puerto Rico. Interpretará por primera vez en español la cantante lírica Hedder Oconnor", dijo Ramírez.

El grupo América Vive también hará presencia, sin olvidar la intervención de Chepe "Conga" Fernández y del Ballet Infantil Macehuatl.

El maestro William Herrera se mostró complacido con el montaje del espectáculo y aseguró que se entregarán al público de corazón.

Por Quetzalnáhuatl han pasado al menos 8 generaciones, en las que hemos creado la mística de la danza, que es una verdadera profesión".