•  |
  •  |
  • EFE

En diciembre llegará a los cines la esperadísima  “Star Wars: Episode VII - The Force Awakens”, la séptima entrega de la saga creada por George Lucas, que por primera vez tiene muy poco que ver con el proyecto, pues en octubre de 2012 vendió su productora Lucasfilm a Disney por 4,000 millones de dólares.

Una venta que incluía todos los derechos, por lo que Disney pasó desde entonces a controlar la saga "Star Wars". En aquel momento el proyecto de la séptima entrega estaba muy avanzado. Ya había director J.J.Abrams– y las negociaciones con los protagonistas de la trilogía original estaban casi cerradas.

REGRESO A CASA
Es precisamente la participación de Harrison Ford, Mark Hamill y Carrie Fisher, los inolvidables Han Solo, Luke Skywalker y Princesa Leia, lo que ha hecho elevarse las expectativas por la nueva historia a niveles que rayan la paranoia.

Desde que se supo que los tres retomarían sus papeles, aunque sea con una participación pequeña, los millones de seguidores con que cuenta la saga esperan con avidez cualquier  pequeño detalle de una producción que Disney está llevando en el secreto más absoluto y racionando de forma muy inteligente las imágenes o los datos que hace públicos.

Lo primero que se pudo ver fue una imagen en blanco y negro donde aparecían algunos de los actores, el director y los productores, sonrientes y sentados formando un gran círculo. Era la confirmación de que todo estaba en marcha.

Datos a cuentagotas, como el título, "The Force Awakens", se conocieron a comienzos de noviembre de 2014 y hasta a fines de ese mes se lanzó el primer tráiler.

Y los fans se quedaron encantados con unas primeras imágenes en las que, por supuesto, se escuchaba la música de John Williams, y en la que se podía ver al Halcón Milenario, esa chatarra espacial de Han Solo y su inseparable Chewbacca.

Dos personajes que aparecerían en el segundo tráiler, desvelado con todos los honores en abril “Star Wars Celebration”, en Anaheim, en el sur de California, donde los asistentes hicieron que se proyectaran unas imágenes donde se ve el cadáver de Darth Vader y que se cierran con Han Solo diciéndole a Chewbacca: "Estamos en casa".

‘THE RETURN OF THE JEDI’
Una frase que contiene toda una declaración de intenciones, porque si algo quiere Disney es que con esta película todos sientan que vuelven a territorio conocido. Como ya ideó George Lucas hace 40 años, la historia de "Star Wars" se dividía en tres trilogías. Pero él decidió empezar por la central porque era la más asumible en aquel momento desde el punto de vista técnico.

Llegaron entonces “Star Wars” (1977); “Return of the Jedi” (1983) y “The Empire Strikes Back” (1980), que eran los episodios III, IV y V, centrados en las aventuras de Luke Skywalker, la Princesa Leia y Han Solo en su lucha contra el imperio y el malvado Darth Vader.

Años después y tras haber desarrollado la tecnología necesaria, George Lucas se metió en el proyecto de la primera trilogía, los episodios I, II y III. "The Phantom Menace" (1999);  "Attack of the Clones" (2002) y "Revenge of the Sith" (2005) se centraron en el origen de los personajes. De Darth Vader/Anakin Skywalker y de los hermanos Luke y Leia.

Y ahora, ya sin George Lucas al mando, llega el inicio de la tercera trilogía. "The Force Awakens" comienza 30 años después del momento en el que acabó “Return of the Jedi”, la película en la que se descubrió que Darth Vader era el padre de Luke Skywalker, es decir, Anakin Skywalker y de la Princesa Leia, puesto que Anakin y la reina Amidala tuvieron mellizos, un dato que había permanecido oculto durante muchos años para garantizar la seguridad de Leia. Qué pasará en la nueva entrega es algo que tardaremos aún unos meses en averiguar.

Las ideas que J.J. Abrams y Lawrence Kasdan --que ya se ocupó de los libretos de los episodios IV y V-- hayan plasmado en el guion es algo que solo conocen los implicados directamente en un rodaje que ha pasado por el desierto de Abu Dabi, el bosque de Dean (al oeste de Inglaterra, una zona que ya fue escenario de las andanzas de Harry Potter) o los decorados de los estudios Pinewood (Reino Unido).

NUEVAS CARAS
Un lugar desértico ambientado en Emiratos Árabes Unidos será el lugar de aparición de algunos de los nuevos personajes de la trilogía: la buscavidas Rey (la británica Daisy Ridley) y el soldado Finn (el también británico John Boyega), cuyo destino terminará ligado al del piloto Poe Dameron (el guatemalteco Óscar Isaac).

También están en el reparto la keniana nacida en México Lupita Nyong’o, Andy Serkis,  Gwendoline Christie y el veterano Max von Sydow.  O los jóvenes Crystal Clarke y Pip Andersen.

Sin olvidar, claro, a Harrison Ford --causante además de un retraso en el rodaje al romperse una pierna-- Mark Hamill y Carrie Fisher, así como a Anthony Daniels (C3PO), Peter Mayhew (Chewbacca) y Kenny Baker (R2-D2).