•  |
  •  |

MILEY CYRUS. Cuando todavía destacaba en el cine y la televisión como Hannah Montana, la actriz y cantante protagonista de múltiples escándalos, por su agitado estilo de vida, fue diagnosticada con arritmia; un trastorno en el ritmo cardíaco que la pone en riesgo de sufrir taquicardia.

KIM KARSDASHIAN. La socialité que destaca por su figura escultural y su impecable piel en fotografías ha mostrado en su programa de televisión el aparecimiento de manchas que le pican en su cuerpo, lo que su doctor ha diagnosticado como una condición psicosomática denominada psoriasis.

SHAKIRA. La cantante colombiana fue diagnosticada con toxoplasmosis durante su primer embarazo, debido a un parásito que causa problemas serios en personas con sistemas inmunológicos debilitados y sus bebés. Por ejemplo, puede desarrollar lesiones en el cerebro, ojos y otros órganos.

JULIA ROBERTS. La actriz de larga trayectoria cinematográfica padece la enfermedad púrpura trombocitopénica, que es causante de complicaciones en la coagulación de la sangre. Como resultado aparecen manchas púrpuras en todo el cuerpo, que ella esconde cada vez con un buen maquillaje.

GWYNETH PALTROW. La ganadora de un premio Óscar, por su actuación en “Shakespeare in Love”, sufre una enfermedad en los huesos volviéndolos cada vez más porosos y frágiles debido al bajo nivel de vitamina D en su organismo. Se trata de osteopenia, casi tan grave como la osteoporosis.

CAMERON DÍAZ. La protagonista de varias comedias románticas tiene que lidiar con rosácea, una enfermedad que le provoca enrojecimiento de la cara, granos e irritación, lo cual le exige un cuidado intensivo y constante de la piel; por supuesto, lo disimula con un maquillaje adecuado.

HALLE BERRY. La multipremiada actriz y exmodelo padece diabetes mellitus tipo1 desde su adolescencia. Esta enfermedad la llevó a colapsar y caer en un coma diabético durante el rodaje de una película, por lo que está obligada a llevar una dieta sana y realizar constante ejercicio.

DANIEL RADCLIFFE. El protagonista de la saga Harry Potter se enfrenta con la dispraxia, una enfermedad que genera un desorden mental impidiéndole coordinar algunos movimientos. Sus acciones se vuelven lentas, torpes y se le dificulta hacer cosas tan sencillas como amarrarse los zapatos.

LIL WAYNE. El rapero estadounidense ganador de cuatro Grammys ha sido diagnosticado con epilepsia, en más de una ocasión ha tenido que ser hospitalizado por consecutivas convulsiones que disminuyen su ritmo cardíaco, las cuales pueden manifestarse sin advertencia en cualquier momento.

MICHAEL J. FOX. Recordado por su protagonismo en la película “Volver al futuro”, contrajo una enfermedad común en los adultos grandes cuando apenas tenía 30 años, párkinson. Es un trastorno del movimiento y ocurre cuando las células nerviosas no producen suficiente cantidad de dopamina.