•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Casa llena. Música, teatro y análisis literario fueron los elementos que imprimieron originalidad a la noche de este lunes en el Centro Cultural Pablo Antonio Cuadra, donde se dieron cita reconocidos personajes de la sociedad nicaragüense para acompañar a Jesús Miguel "Chuno" Blandón en la presentación de su nueva novela "Ocaso del amor y del poder". 

Una vez más, el escritor y periodista destacado hurga en la historia para crear una diégesis que atrapa a los lectores por abordar temas relacionados con la vida política y social de nuestro país. El libro fue presentado por el autor, no obstante, también intervinieron Jesús de Santiago, presidente de Hispamer, y los doctores Iván Uriarte y Julio Briceño.

Conversamos con el escritor sobre esta obra que afirma rescata el carnaval universitario en el que se desnudaban las costumbres de la sociedad nicaragüense en cuanto a su doble moral y se criticaba al poder establecido. 

¿Cómo sintetizaría la novela?
Es una recreación literaria de la década del 60, dos niveles: El del poder y el de la juventud. El poder está encarnado por Anastasio Somoza Debayle, Luis Somoza y René Schick. También se retrata la presión de Estados Unidos mediante la administración Kennedy para que Somoza no continuara en el poder. Por ello obligan a buscar un candidato que no llevara ese apellido. Se impulsaba la Alianza por el Progreso y el Partido Liberal sabía que si no cumplían ese requisito ese dinero no iba a venir. Por su lado, la juventud universitaria cuestionaba los valores arcaicos del poder, como el de los algodoneros que envenenaban las aguas y nadie hacía nada.

¿Por qué recreó este periodo?
Porque es una historia interesante y es la década de mi generación. Primaba la doble moral e   hipocresía. Nuestra generación abrió la puerta a la rebelión que se concretó en el teatro de la universidad de León.

¿Qué papel juegan el teatro y la Cafetería La India en la obra?
El teatro siempre es liberador. En él se conjugan mentalidades abiertas al acceder. Ahí los actores se pueden desnudar y besar y nadie los critica y ahí fuimos haciendo un papel revolucionario. En el teatro de la universidad empezamos hasta llegar a convertirlo en teatro callejero. 
La cafetería era un lugar de reunión de poetas y pintores que se fueron enrumbando el camino revolucionario. 

¿Quién mató a René Schick?
Esa es otra parte importante de la obra porque se presentan las diversas versiones de la misteriosa muerte de Schick y todas convergen en el hecho de que lo asesinaron, lo que coincide con el hecho que Somoza regresara al poder con el tercero en la generación, que es Somoza Debayle.
Hay una concatenación de hechos. Los hechos políticos no son simples y es obvio que si no hubiesen asesinado a Kennedy hubiera ido creciendo el poder de Schick. Pero al darse su muerte, el presidente nicaragüense se fue debilitando, mientras Somoza se reforzaba con ayuda de los halcones del Pentágono y sus amigos de la CIA.

¿Por qué hay ocaso del amor?
Porque René Schick estaba enamorado de una dama de la sociedad nicaragüense y ese romance definitivamente le perjudicó, porque ambos eran casados y eso era inadmisible en la sociedad intolerante que no le perdonó esa relación.