•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La simpatía y la espontaneidad de la mexicana Salma Hayek conquistaron en el Festival de Cannes, los lentes de los medios que la vieron desfilar en la gala, evento donde la actriz aprovechó para hablar sobre diversos temas con naturalidad, entre ellos de su hija Valentina y sus raíces mexicanas, además de protagonizar un polémico selfie con los periodistas, saltándose una de las recomendaciones de los responsables del certamen.

“Estoy muy orgullosa de mis raíces porque me hacen lo que soy”, aseguró Hayek, para quien su hogar está donde está su familia y ahora es París, donde vive con su marido, el empresario francés François Henri Pinault y su hija Valentina.

La mexicana afirmó que siente amor por todos los lugares que, de una manera u otra, han formado parte de su vida. 

“Estoy muy agradecida de ser de donde soy, pero también lo estoy por la oportunidad de conocer otras culturas y de representar a otras mujeres en el cine”, agregó.

Quiere interpretar a un hombre

En la gala, la reconocida actriz de películas como: “Bandidas”, “Desesperado”, “Frida” y otras, confesó con una sonrisa que también en su trayectoria artística le haría feliz interpretar el papel de un hombre: “Me gustaría hacer un personaje masculino algún día”. Sin embargo, hasta ahora la cinta “Tale of tales” (El cuento de cuentos) le dio oportunidad a Salma de competir por la Palma de Oro en la recién pasada edición del Festival internacional de cine de Cannes.

Tale of Tales” es una película desafiante que representa mi yo interno”. Salma Hayek, actriz y empresaria.

La también empresaria, ha manifestado sentirse plena por estar viviendo la mejor etapa de su vida, pues se siente muy feliz al lado de su familia y satisfecha con el trabajo cinematográfico realizado en la película “Tale of Tales”, que por cierto está promocionando actualmente en Europa y en la cual, interpreta a una reina muy frustrada que no puede tener hijos, siendo este tema un “conflicto que muchas mujeres pueden entender”, explica Hayek, quien asegura haber entendido muy bien su personaje desde el primer momento.

Toda una reina

Hayek, quien se ha posesionado como una de las latinas más poderosas en Hollywood, encarna en la película a una reina que desea a toda costa ser madre y que está dispuesta a todo para conseguirlo. No obstante, en Cannes, la actriz  también lució como una reina al presentarse con unos tacones de aguja altísimos, piel bronceada y con un favorecedor vestido en rojo y negro, que llamó la atención de diversas ruedas de prensa, a las cuales les contó sobre sus divertidas anécdotas en el rodaje de la película, entre ellas sobre cómo sufrió con los pesados trajes de época que lució en la cinta o bien, recordar aquellas escenas en las que sus desplazamientos de un set a otro le tomaba 45 minutos, debido al peso de los vestidos.

La nominada al Premio Óscar por Frida (2002), últimamente se le ha visto contenta y accesible con los medios de comunicación, y es así como en la gala la artista proclamó en español que se sentía feliz y emocionada, reflejando ante todos un derroche de simpatía. Aunque, si bien es cierto, algo que tiene Salma Hayek es la naturalidad necesaria para hacer y decir lo que piensa en cada momento, afirmaron algunos críticos del espectáculo.

  • 1 hija tiene la actriz.
  • 48 años es la edad de la mexicana.