•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Una era de la televisión nocturna en Estados Unidos dirá adiós el próximo miércoles con la despedida de David Letterman, el decano de los “late-night shows” y toda una leyenda de la pequeña pantalla.

Letterman pondrá fin a 33 años al frente de este tipo de programas --primero en la NBC y desde 1993 en la CBS-- y con él se irá el último de una generación de cómicos que creó escuela.

Gamberro, irreverente y, a medida que avanzó su carrera, cada vez más irónico y cascarrabias, el presentador pasará a la historia como uno de los grandes renovadores del género y, al mismo tiempo, como uno de los comunicadores más exitosos de las últimas décadas.

Con su adiós, se completará la renovación de la parrilla nocturna en EE.UU., dominada ya por rostros mucho más jóvenes como Conan O’Brien, Jimmy Kimmel o el flamante Jimmy Fallon, que pilota “The Tonight Show” en la NBC.

El espacio fue, precisamente, el sueño inalcanzable de Letterman, que comenzó su andadura en televisión en la cadena y que aspiraba a sustituir al legendario Johnny Carson.

Sin embargo, cuando este se retiró, NBC dio la sorpresa y optó por ceder el testigo a Jay Leno, empujando a Letterman a la CBS, de la que no se movió durante 22 años.

En ese tiempo, con un programa diario, el presentador ha tenido tiempo de sobra para dejar cientos de momentos memorables, desde el humor gamberro de sus inicios a su sentido discurso tras los atentados del 11S, cuando fue el primer cómico en volver a las ondas.