•   Nueva York, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

 El rey del blues B.B. King, quien falleció la semana pasada a los 89 años, será homenajeado en Las Vegas y luego su cuerpo enviado a su estado natal de Misisipi, donde será enterrado, informaron sus herederos el lunes.

El legendario músico falleció el jueves en Las Vegas (Nevada, oeste de EEUU), donde residía después de muchos años de intensas giras que habían cesado hace apenas unos meses.

Su página web oficial anunció que este viernes se realizará un velorio en una funeraria en esta ciudad en medio del desierto.

Una de sus hijas, la cantante Claudette King, también informó sobre el velorio y añadió que el acto estará seguido de un servicio el sábado.

Luego la leyenda de la música será enterrada la semana próxima en su museo en Indianola, Misisipi (sur), cerca de donde creció, según informó el diario local The Clarion-Ledger.

Los funcionarios del museo no han hecho comentarios por el momento.

El Museo de B.B. King abrió en 2008 para exponer artículos del virtuoso guitarrista, así como la herencia cultural del delta del río Misisipi, la zona noroccidental del estado donde nació el blues.

King, dueño de la famosa guitarra "Lucille", estaba internado desde fines de abril y murió debido a una deshidratación derivada de una diabetes diagnosticada hace 30 años. Además, el músico sufría de hipertensión.

La noticia de su muerte provocó un estallido de homenajes de músicos de todas las generaciones.

Nacido el 16 de setiembre de 1925 en Itta Bena, cerca de Indianola, King tuvo que lidiar con una infancia similar a la de miles de niños negros: desempeñándose como trabajador agrícola en grandes plantaciones de algodón en el sur segregacionista.