•  |
  •  |
  • EFE

La voz nasal por excelencia de la canción pop latina está de enhorabuena, la vida le sonríe o, al menos, eso es lo que proyecta. Aunque él es cauto: “Perfecto no hay nada”, dice el cantante italiano en una entrevista concedida a Efe, aunque reconoce que si en algún momento se ha acercado a este estado debió ser con “La cosa más bella”, la canción que más le ha marcado en toda su carrera.

“Perfecto” (Universal Music) es el título de su nuevo trabajo, una muletilla que sirve de paradoja sobre la situación político-social que vive actualmente el mundo, y más concretamente los países del sur de Europa, en los que “va todo mal, pero se dice que todo es perfecto”.

TREINTA AÑOS DE “UNA HISTORIA IMPORTANTE”
“Una historia importante” fue uno de los primeros éxitos de su carrera, un tema con el que se presentó por segunda vez al festival de San Remo, aunque obtuvo un sexto lugar. Pero su nombre ya sonaba entre los grandes de la canción italiana.

En 1987 el italiano (Roma, 1963) lanza su tercer disco “En ciertos momentos”, que incluye el primer dueto de su carrera, y la elegida fue la cantante Patsy. A quien le seguirían una larga lista de colaboraciones con artistas de la talla de Joe Cocker o Tina Turner, o la española Amaia Montero.

En los noventa llegó su consagración en el mercado. Con canciones como “Si bastasen un par de canciones” o “Amarte es total”, el cantante iniciaba una década en la que sorprendería con discos como “Todo historias” (1993), de donde salieron los acordes del primer sencillo “Cosas de la vida”, lo más rockero que ha hecho en toda su carrera.

A lo largo de mi trayectoria no ha existido un cambio, sino una evolución en la manera de sentir y de hacer las canciones, pero no algo radical”. Eros Ramazzotti, cantante.

 

1996 fue el año de su disco más vendido, “Donde hay música”, que con siete millones en todo el mundo, y producido por el propio Ramazzotti, contenía canciones como “La cosa más bella” o “La Aurora”, dedicado a su hija mayor, con este nombre. “A lo largo de mi trayectoria no ha existido un cambio, sino una evolución en la manera de sentir y de hacer las canciones, pero no algo radical”, analiza el italiano en su entrevista a Efe. Ramazzotti considera al público culpable de su transformación, que le ha permitido abrir nuevos horizontes.

Y es que, resulta casi premonitorio, con su primer disco “A un amigo” (1982) cantó en memoria de sus dos amigos Ivano y Marco, fallecidos ambos en plena adolescencia, pueda decir después de treinta años sobre los escenarios que su carrera musical ha sido “una historia importante”.

TRES DÉCADAS CANTANDO
El italiano es su lengua materna, pero el español es su lengua de adopción. Y es que, desde que publicó “Almas rebeldes” (1985), su primer álbum en castellano, el intérprete ha sufrido un flechazo instantáneo y, al parecer, eterno, con el idioma de Cervantes.

Ramazzotti mira al español como un idioma “dulce”, idílico para sus canciones de amor, como él mismo ha reconocido; y con el que se siente muy cómodo cantando.  

LAS “COSAS DE LA VIDA”
Al éxito profesional hay que sumarle una vida personal plena. El pasado mes de marzo Ramazzotti celebraba el nacimiento de Gabrio Tullio, el primer hijo varón junto a su mujer, la modelo italiana Marica Pellegrinelli.

Pero la familia Ramazzotti es más amplia, ya que el matrimonio tiene en común también a Raffaela María; dos hermanos que cuentan también con una hermanastra, Aurora, fruto del primer matrimonio de su padre con la también modelo suiza Michelle Hunziker.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus