•  |
  •  |
  • EFE

El actor estadounidense George Clooney ha bromeado sobre su edad, 54 años, y los papeles que debe afrontar en su carrera al asegurar que esta ha presentado muchos cambios: “Antes ganaba las peleas y ahora me zurra cada robot que pasa por delante”, como a los que se enfrenta en “Tomorrowland”.

Clooney presentó en Valencia (España), tras hacerlo en Estados Unidos y Reino Unido, la nueva superproducción de Disney, dirigida por Brad Bird (“The Incredibles”, “Ratatouille” o “Missión Impossible: Ghost Protocol”).

El actor protagonizó una multitudinaria rueda de prensa en el Hemisfèric de la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia, que acogió parte del rodaje de esta película de ciencia-ficción.

Acompañado por Bird y las jóvenes protagonistas de la cinta (Raffey Cassidy y Britt Robertson), Clooney fue preguntado en varias ocasiones sobre los papeles que afronta en cada película. En esta cinta cinematográfica encarna a un adulto abocado al final de la Tierra, cuyos valores de niño prodigio conseguirán resucitar la joven Casey (Robertson) y la niña-robot Athena (Cassidy) para evitar un epílogo apocalíptico de la Tierra.

Todo ello en medio de viajes en el tiempo, explosiones, desintegraciones, persecuciones y la recreación de una sociedad ideal, “Tomorrowland”, comandada en su fase de declive por Hugh Laurie (“Hosue”).

“Cumplir años en esta industria implica transformarte. Y en esta película me lo he pasado bomba dándome golpes”, reconoció Clooney.

“Puedes hacer una película mala con un buen guión, pero no al revés”, añadió el actor de películas como “The Descendants” o la trilogía de “Ocean’s” y director de “Good Night, and Good Luck”.

Optimista
Clooney hizo también un llamamiento a combatir, con la fuerza de la voz de cada uno y con optimismo, “el bombardeo de noticias malas” que a su juicio domina la actualidad.

Interrogado en varias ocasiones por su faceta como defensor activo de los derechos humanos, recordó cómo su generación, en los años cincuenta y sesenta del siglo pasado supo darse cuenta del poder que tenía cada voz para intentar cambiar las cosas.

“A veces ese mensaje se pierde, nos bombardean con noticias malas. ¿No podemos hacer nada?”, se preguntó, aludiendo así a su personaje en “Tomorrowland”.

Soñadores
Clooney se deshizo en elogios hacia Valencia, donde hace dieciséis meses rodó parte de esta superproducción, y alabó el complejo llamado Ciudad de las Artes y las Ciencias, diseñada por el arquitecto Santiago Calatrava.

“Este sitio es extraordinario”, aseveró Clooney, que, ante la pregunta de si hay cantera de soñadores como los que aparecen en su nueva película, respondió: “¿Qué si hay soñadores? Venid aquí, mirad qué edificios: ¡hay tanta esperanza aquí!”.

El actor, que recordó como “divertidísimos” los días de rodaje en Valencia, agradeció que el director Brad Bird escribiera el guión para él, pues buscaba, recordó, “un hombre de 54 años, una vieja gloria, arisco, enfadado con el mundo... ¡Me venía como al pelo!”.

Bird aseguró que volvería a rodar en Valencia “cualquier día”, se refirió a la Ciudad de las Artes y las Ciencias como “algo precioso, muy poco convencional, fundamentado en formas naturales pero al mismo tiempo abstracto”.

“Tomorrowland” es, según su director, una película típica de entretenimiento, aunque con un mensaje que espera cale entre los jóvenes: el futuro es para los soñadores que no se quedan tumbados esperándolo, sino que caminan sin descanso hacia sus sueños.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus