•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Nuevamente los Hermanos Suárez, empresa mexicana de entretenimiento, regresan a Nicaragua para compartir la alegría de sus actos circenses con niños, adolescentes y adultos como parte de la propuesta artística que han diseñado para presentar a lo largo del 2015 y 2016 dentro de una gira centroamericana, y próximamente, sudamericana.

Si bien dos de las veces anteriores presentaron temáticas definidas, tratándose de un espectáculo chino y otro ruso, esta vez le apuestan a un circo tradicional. Su innovación se acompaña de un elenco de artistas de diversas nacionalidades: ucranianos, rumanos, etiopianos, peruanos, brasileños y por supuesto, mexicanos; algunos de ellos han obtenido reconocimientos internacionales por sus habilidades en sus respectivas disciplinas, de acuerdo con Tony Mazo, gerente de mercadeo de Hermanos Suárez.

En la función se puede disfrutar de un show completo, que incluye ilusionismo, magia cómica, perros extremos, acróbatas, trapecistas, malabaristas, payasos, etc., con actos de primera clase.

Si usted desea experimentar con su familia la diversión del denominado “Circo más grande de México”, este se encuentra ubicado en Managua, contiguo al edificio Pellas en la carretera a Masaya.

El horario de las funciones es de lunes a viernes a las 7:30 p.m., los sábados y días feriados a las 5:00 y 8:00 p.m., y los domingos a las 2:00, 5:00 y 8:00 p.m.

Una función se compone de dos horas, y aproximadamente de 40 artistas con 16 actos en total. Todos los niños de 2 a 10 años pueden ingresar a cualquier localidad por un costo de 150 córdobas; las entradas pueden adquirirse en taquilla desde las 10 de la mañana, o bien, en www.todoticketni.com.

ELENCO DE LUJO
El circo de los Hermanos Suárez se fundó en 1872 como una iniciativa de Miguel Suárez, quien era artista y también empresario mexicano. Hasta el momento, el circo está a cargo de la quinta generación de la familia.

La dinámica actual es que cada dos años cambian de espectáculo, se integran nuevos artistas y así recorren Latinoamérica.

“Nosotros no inventamos, es tradición”, expone Mazo. La mexicana Ericka Negrete es locutora y funge como maestra de ceremonia en cada espectáculo.

La ucraniana Irina se encarga de un acto donde los protagonistas son perros con la habilidad para subir escaleras, andar sobre una patineta y saltar a la cuerda.

La etíope Tersit demuestra un increíble acto de malabares, con un concepto no tradicional y manipulando 10 pelotas a lo inverso.

Los rumanos Cristian, Daniel, y la estrella principal Bárbara, proponen acrobacias que combinan con actos mágicos. Así como “Los Voladores de Moscú” también tienen uno de los actos centrales.

El  payaso peruano conocido como “Poroto junior” pone el toque cómico con su trompeta en compañía de Nicole.

16 actos variados componen el espectáculo circense.