•  |
  •  |
  • EFE

La holandesa Nicole Kimpel, de 34 años, veinte menor que el actor español, es agente inmobiliaria, tiene una hermana gemela, Bárbara, y desde hace poco más de un año aparece continuamente de la mano de Antonio Banderas.

Poco más se sabe de esta discreta mujer que ha conquistado el corazón del intérprete español más reconocido en Hollywood. El malagueño ha desarrollado una brillante carrera cinematográfica en Estados Unidos con títulos como “Los reyes del mambo” (1991), “Filadelfia” (1993), “Entrevista con el vampiro” (1994), “Evita” (1996) o “La máscara del zorro” (1997), entre otros.

La pareja se conoció en el Festival de Cannes de 2014 y se han vuelto a juntar por esa ciudad francesa en la edición de 2015, concretamente en la presentación de la película “Sicario”, del director canadiense Denis Villeneuve, que protagonizan Benicio del Toro, Emily Blunt y Josh Brolin, además de asistir de la mano a algunas fiestas organizadas al margen del certamen cinematográfico.

 La holandesa que ha conquistado el corazón del actor español es  veinte años menor  que él, es agente inmobiliaria y tiene una hermana gemela, Bárbara.

“La conocí en el Festival de Cannes, el año pasado, pero los dos sabíamos dónde estábamos. Yo era todavía un hombre casado, aunque las cosas estaban abocadas a lo que después ha sido”, explicaba el actor español a la revista Hola en una entrevista publicada hace unas semanas.

NO HA SIDO EL MOTIVO DE MI DIVORCIO
El primer contacto entre Antonio y Nicole se producía en mayo de 2014 y, un mes después, el actor anunciaba la ruptura por “diferencias irreconciliables” con su entonces esposa, Melanie Griffith, la célebre actriz estadounidense, con la que Banderas estuvo casado 18 años.

“De forma consensuada y tras una atenta consideración hemos decidido finalizar nuestro matrimonio de casi 20 años de manera cariñosa y amistosa, honrando y respetándonos mutuamente, así como a nuestra familia y amigos y al hermoso tiempo que hemos pasado juntos”, aseguraron tanto Antonio como Melanie en un comunicado firmado por ambos.

Para Melanie Griffith es su cuarto divorcio, tras dos matrimonios con Don Johnson y una con Steve Bauer; y el segundo para Banderas, quien entre 1987 y 1995 fue esposo de la actriz española Ana Leza. El 14 de mayo de 1996, Melanie y Antonio se casaron en Londres y cuatro meses después nacía Stela del Carmen, la única hija de la pareja.

“Nicole no ha sido el motivo de mi divorcio”, explicaba el actor malagueño a la citada revista ¡Hola!”. “Una vez los papeles del divorcio estuvieron ya en su sitio, fue cuando empezamos a conocernos y al tiempo, surgió el amor”, matizaba el intérprete.

En los últimos meses, Banderas y Kimpel han paseado su amor por Málaga, la tierra natal de Banderas, donde disfrutaron de la espectacular Semana Santa de la ciudad y en la que, el intérprete que daba vida a “El Zorro”,  participa casi todos los años en el desfile procesional, concretamente llevando el paso de María Santísima de Lágrimas y Favores, de las Cofradías Fusionadas.

Tras su paso este año por el festival de Cannes, se dice que Antonio y Nicole buscan casa en la ciudad de Londres, donde la pareja pretende instalarse, aunque fuentes próximas a la pareja indican que ella desea permanecer en segundo plano.