Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Un 12 de enero de 1924 en el Barrio Ojo de Agua de la ciudad de Matanzas, Cuba, en la casa del Tresero Valentín Cané, se reunió un grupo de jóvenes músicos y fundaron La Tuna Liberal (Tuna por las guitarras), nombre primigenio de la futura Sonora Matancera.

La Sonora Matancera ha sido quizás el más famoso conjunto de música cubana, nacido en la década del veinte, precisamente en la ciudad de Matanzas, entre las calles Jovellanos y Ayuntamiento, quedaba la calle Salamanca N°41, frente a los baños La Americana, en la plazoleta Ojo de Agua.

El 12 de enero de 1924, bajo la iniciativa de Valentín Cané, se formó el conjunto Tuna Liberal, que en ese entonces era un conjunto de cuerdas, ya que era el momento del auge del "Son", y para esto se requerían de cuatro guitarras acústicas. Su organización fundacional en ese entonces era de la siguiente manera:
Los primeros músicos, de lo que después iba a ser la Sonora Matancera, fueron Pablo Vásquez "Bubú", en el contrabajo; Ernesto Pérez, cantante; Manuel Sánchez "Jimagua", en los timbales; Ismael Goberna, en la trompeta; Domingo Medina, primera guitarra; José Manuel Varela, en la segunda guitarra; Julio Gobín, en la tercera guitarra y Juan Bautista Llopis, en la cuarta guitarra.

En el año de 1926 cambió su nombre al de “Septeto Soprano”. Ese mismo año acompaña en el coro a Eugenio Pérez, Carlos Díaz "Caíto". Más adelante en 1927, ingresa al grupo por recomendación de Caíto: Rogelio Martínez, se le cambia el nombre al conjunto pasando a ser Estudiantina Sonora Matancera. Con mucho deseo de superación, todo el grupo viaja a la Habana, donde se ponen en contacto con la compañía discográfica "RCA Víctor" y hacen su primera grabación el 12 de enero de 1928 en formato de 78 r.p.m.

Iniciando la década del treinta, la agrupación empezó adaptarse a los nuevos ritmos que aparecían por la época como también adaptando nuevos instrumentos, es el caso del piano de cola, que fue tocado por primera vez en el conjunto por Dámaso Pérez Prado, quien años después sería el Rey del Mambo.

Pero es en 1935 cuando la agrupación toma como nombre La Sonora Matancera, y presenta con este cambio un nuevo trompetista: Calixto Leicea, quien reemplazó por cuestiones de salud a Ismael Goberna, quien meses después falleció.

También ingresó el inolvidable José Rosario, Chávez "Manteca", quien reemplazó al renunciante "Jimagua". Humberto Cané hace su ingreso a la agrupación tocando el tres y su padre Valentín Cané empezó tocando la tumbadora. En 1938 se retira Dámaso Pérez Prado y deja la vacante en el piano a Severino Ramos, quien poco tiempo después se convertiría en el arreglista musical del conjunto.

Su repertorio musical incluyó todos los ritmos cubanos y caribeños, dejando impreso en el acetato grabaciones inolvidables con cantantes de diversas nacionalidades.


En 1929 muere “Jimagua” y entra el gordo José Rosario Chávez, “Manteca” tocando los timbales, que el mismo inventó y fabricó logrando el sonido rítmico de la Sonora Matancera.

En 1944 ingresan Lino Frías en el piano, Pedro Night en la segunda trompeta y según unos, el famoso bigote que canta, Rosendo Bienvenido Granda Aguilera (según discos Fuentes).

Su Época de Oro y lanzada mundialmente la formaron: Rogelio Martínez Díaz, Director en la guitarra porque Valentín Cané se retiró por motivos de salud, falleciendo en 1952. Lino Frías, en el Piano; Calixto Leicea, primera Trompeta; Pedro Night, segunda trompeta (futuro esposo de Celia Cruz) Ángel Alfonzo Furias, “Yiyo”, en la tumbadora; Pablo Vázquez Govin, “BuBu”, en el bajo; Rosario Manteca Chávez, en los timbales y Carlos Manuel Díaz Alonso, en las maracas, güiro y tambora. En los Coros: Bienvenido, Rogelio y Caito. No puedo nombrar a más de los 50 cantantes que pasaron por la Sonora (pero yo sé los nombres) seleccionando a: Bienvenido Granda, Daniel Santos, Nelson Pinedo, Carlos Argentino, Celio González, Estanislao “Laito” Sureda, Leo Marini, Vicentico Valdez, Bobby Capo, Celia Cruz, Olga Chorens, Carmen Delia Dipini, Gloria Díaz, Linda Leida, Gabriel Pegero “el Indio” y muchos más como Toña “La Negra”.

La música de la Sonora Matancera se volvió clásica, inmortal, imitada universalmente. Ahora en toda Nicaragua todavía se escucha a diario. Asista a la Casa del Obrero de Alfredo Martínez y goce bailando. Deléitese en las diversas emisoras escuchando su música con presentadores (locutores) de la talla de: Alfredo Martínez, Juan Medina, Bayardo Corea Pérez “El Indio”, Daniel Ávalos o Alcides Morán.)
Matanceros como Eduardo López Meza, el señor Ñurinda, el ingeniero Bayardo Cuadra, el profesor Ricardo Trejos Maldonado y su apreciada hija; el ingeniero Rayniero Montiel y el doctor Danilo Aguirre Solís, dan fe de su música.



(*) Prof. José María Talavera Salas.

Cine Blanco 3 Cuadras este 3 Cuadras norte barrio San Sebastián
Tel: 222-4758


Leyenda…
La Sonora Matancera en su época de oro.