•  |
  •  |
  • END

Las estrellas de Hollywood inundaron de brillo y “glamour” la alfombra roja de los Globos de Oro, el primer gran acontecimiento del año que no sólo marca la pauta en tendencia cinematográfica, sino también en moda.

Oscar de la Renta, Hugo Boss, Dior y Armani, viejos conocidos de la pasarela del celuloide, fueron algunos de los modistos preferidos por las estrellas en estos galardones que son considerados la antesala de los Oscar.

Los vestidos con escote fueron los preferidos por ellas -en azul eléctrico para Jennifer Morrison, de la serie “House”, o en blanco para la cantante y actriz Beyoncé Knowles-, mientras ellos recurrieron al tradicional traje de chaqueta negro y al esmoquin.

Mención aparte merece el de Eva Longoria-Parker (“Desperate Housewives”), en rojo intenso con cola de sirena de Reem Acra.

La actriz, que esta vez no acude como nominada sino como presentadora, optó por un recogido clásico que dejaba entrever unos pendientes de brillantes a juego con un brazalete.

Apuestan por tendencia clásica
La actriz Elizabeth Banks apostó por un vestido muy elaborado de color rosa palo en gasa del diseñador Detlef Mandel, Kyra Sedgwickpo un Oscar de la Renta, también rojo, y Eva Mendes un modelo en blanco de Dior.

Algo más original, Susan Sarandon vistó un traje de chaqueta tipo sastre de Hugo Boss en negro, del estilo al que lució el actor Simon Baker, que era uno de los presentadores de la noche, en este caso en azul noche con una cinta de terciopelo negro en la solapa, de Distefano.

Kate Winslet, que suele apostar por una paleta de colores neutra y por diseñadores que acentúan su figura como Gucci y Herve Leger, se decantó por un vestido negro que lució al llegar junto con Leonardo DiCaprio, con quien comparte escenario en “Revolutionary Road”.

También llegaron juntos Angelina Jolie y Brad Pitt. Ella luciendo un vestido tipo túnica de Versace y unas sandalias Jimmy Choo, que completó con joyería de platino de Neil Lane.

Con un vestido de color claro llegó la española Penélope Cruz, nominada a un Globo de Oro a la mejor actriz secundaria en la película de Woody Allen “Vicky Cristina Barcelona”, y aseguró antes de entrar a la gala que haber trabajado con el director estadounidense había “sido toda una aventura”.

Otra de las estrellas más esperadas, Anne Hathaway (“Rachel is gettin married”), eligió un Armani azul noche con lentejuelas, y para lucirlo mejor optó por un moño bajo y sólo unos pendientes como accesorio.

Entre las estrellas que desfilaron para entrar ordenadamente al hotel Beverly Milton, de Los Ángeles, destacó la joven Rumer Willis, hija de Bruce Willis y Demi Moore, que lució un elegante vestido color vino, y quien dio un consejo a sus compañeras: “¡Cuidado con los tacones!”.

En este 2009 parece que las estrellas se han querido quitar la espina que les quedó del año pasado, cuando la huelga de guionistas redujo la gala de los Globos de Oro a una simple rueda de prensa.

Fuente: www.rrp.com