•  |
  •  |
  • END

“Primero soy nicaragüense y después soy masón”, dice Neville Cross, uno de los intelectuales a quien el Centro Nicaragüense (CNE) dará un reconocimiento por su aporte a la literatura, en el Día Nacional del Escritor Nicaragüense, a celebrarse mañana jueves, a las 6 de la tarde, en el auditorio central de la Universidad Americana (UAM), de Managua.

Neville Cross, nacido en 1939, es de tez blanca y mide un metro con ochenta centímetros aproximadamente. En esta breve charla porta una guayabera ploma. En una esquina del cuello de la camisa lleva bordada la bandera de Nicaragua y en la otra esquina, el escudo de la masonería, compuesto por una escuadra que representa la rectitud y un compás que pretende “abarcar el universo”. En medio de ambos símbolos ostenta una letra G, proveniente de las siglas GADÚ, que significa Gran Arquitecto del Universo.

“Me siento agradecido por este homenaje”, dice el coautor de “A cuatro manos”, columna que publica quincenalmente en El Nuevo Diario junto a su ex cónyuge, la poeta María Elsa Vogl.

“Fue ella quien me guió en el mundo literario y con ella comenzamos a escribir temas variados para el periódico. Son temas generalmente sobre la vida, la economía, el amor y las relaciones de familia, entre otros”, dice en referencia a Vogl, quien también recibirá hoy este mismo reconocimiento.

En 2007 usted recibió el ingente título de “Serenísimo Gran Maestro de la Soberana Gran Logia de Nicaragua” ¿Qué significa este nombramiento?
Yo me metí a masón porque mi buen amigo, el doctor José María Zelaya tuvo una dificultad en la orden y necesitaba reagrupar fuerzas. Ahí encontré un mundo de información y de símbolos que me apasionaron y luego fui un abanderado de la unidad masónica. El título significa ser jefe de los masones en Nicaragua.

¿Qué representa ser masón y escritor a la vez?
Los masones estamos excomulgados. Pero la excomunión ya no asusta. La masonería es una escuela de aprendizaje intelectual y ser escritor significa tener una curiosidad infinita por todos los temas, desde escuchar a Pancho Madrigal hasta conocer de pintura y de música.

¿Cuál es el compromiso del intelectual hoy en día?
Señalar el norte. Decir para dónde queremos seguir. Los intelectuales deberíamos ser guía y faro en estas circunstancias, independientemente que nos escuchen dentro de cuatro o cinco años.

Otros homenajeados
También recibirán este importante homenaje los siguientes escritores: Ernesto Castillo Martínez, Julio Francisco Báez, María López Vigil, Norbert Bertrand Barbe, Enrique Alvarado Martínez, Mario Urtecho, Sofía Montenegro y Mario Montenegro.

La celebración está dedicada este año al 39 aniversario de la caída del poeta Leonel Rugama; en saludo a los 30 años de la Revolución Popular Sandinista; a los 142 años del natalicio de Rubén Darío y los 19 años de existencia del Centro Nicaragüense de Escritores. La entrada al evento es libre y al final se ofrecerá un brindis de honor.