•  |
  •  |
  • END

El pasado miércoles 6 de enero, la Biblioteca “Roberto Incer Barquero”, del Banco Central de Nicaragua y el Consejo del Poder Ciudadano del barrio Bóer, realizaron la primera actividad cultural del año 2009.

Dicha actividad se inserta en la política cultural que desde hace dos años el Banco Central ha venido desarrollando en los barrios de Managua, con el propósito de promover la cultura en las zonas marginales del país y abrir espacios de recreación, donde la niñez y juventud nicaragüenses se formen en una cultura de paz a través del arte y la lectura.

Alrededor de 400 asistentes, entre niños, jóvenes y adultos, estuvieron presentes en el centro educativo “La Hormiguita”, donde disfrutaron de una tarde de magia, juegos y cine, que tenía como objetivo principal despertar el interés por la lectura y el cuido de la naturaleza.

“Se trata de promover la cultura y la conservación del medio ambiente, a través de actividades donde la comunidad sea la protagonista en la formación de valores que contribuyan al enriquecimiento cultural de la sociedad.

Es por eso que estas actividades están dirigidas, principalmente, a la niñez y la adolescencia de la comunidad”, dijo William González, coordinador comunal del barrio Bóer.

Por otra parte, doña Mariela Reyes dice sentirse privilegiada con estos recitales, porque así la niñez y la juventud tienen espacios alternativos de esparcimientos que los alejen de la violencia y el crimen que reina en los barrios marginados, a causa del abandono social que han sufrido por los gobiernos anteriores.

Estos eventos se realizan con la participación de diferentes expresiones artísticas como la danza, el teatro, la literatura y el cine. Sin embargo, hay que aclarar que los asistentes a estas actividades no son simples expectantes de un acto cultural, por el contrario, los niños y jóvenes de estos barrios coparticipan en talleres de creación literaria y cine-foros en los que ponen en práctica toda su capacidad creativa.

De esta forma no sólo se hace conciencia del valor de la cultura en el desarrollo de la personalidad, también se está creando seres humanos sensibles capaces de responder con una obra de arte a la violencia e intolerancia que nos acosa.