•  |
  •  |
  • END

Por medio de ella pueden expresarse sentimientos, emociones, estados de ánimo e incluso historias. Es un arte en que el movimiento estético del cuerpo acoplado al ritmo de la música da un resultado casi mágico, no sólo por tratarse de arte, sino por ser fuente de bienestar integral para el ser humano.

La danza ha acompañado al hombre a través de su historia. Se cree que las primeras manifestaciones de esta práctica tuvieron carácter religioso. Es más, la danza ha evolucionado de la mano del desarrollo de la humanidad misma.

Pero la danza además de ser una rama artística, es también considerada una opción de acondicionamiento físico, teniendo como particularidad su carácter recreativo. “Es una afición de la cual se obtiene una vivencia placentera, comunicativa, creativa y social de prácticas corporales planificadas y diseñadas específicamente para estar en buena forma física y gozar de buena salud”, señala María Antonieta Siero, directora del Studio de Danzas “Adán Castillo”.

Como ejercicio físico, la danza “hace crecer al ser humano en todos los sentidos: intelectual, cultural y de salud” opina el maestro Francisco González, coreógrafo y director del Ballet Folclórico “Francisco González, de Nicaragua”.

Las afirmaciones de los especialistas en el ramo se fundamentan en que la práctica de la danza supone una armonía de mente, espíritu y cuerpo. “Sólo la danza logra estimular el arte y la disciplina, no como una simple faena o terapia, sino como una filosofía sistemática”, refiere Siero.

Según González, la danza tiene entre sus tantas cualidades el poder expresar la cotidianeidad del ser humano a través de los mismos movimientos corporales.

Sin barreras
La práctica del baile como disciplina física tiene entre sus ventajas el no estar sujeta a límites de edad o padecimiento.

El maestro González sugiere los 4 años como la edad indicada para iniciarse en su estudio. El límite, agrega Siero, “no existe”, es más, recomienda esta disciplina a las personas de la tercera edad, pues se ajusta a cualquier condición física.

Sus aportes
Físicamente la práctica de la danza abona al buen funcionamiento del sistema cardiovascular, respiratorio, combate la obesidad y ayuda en el control del colesterol.

Además contribuye al desarrollo muscular mejorando las cualidades físicas del individuo, tanto en flexibilidad como en fuerza.

Con el baile se fortalece también la coordinación, el equilibrio, los reflejos y la agilidad; por lo tanto, contribuye a la prevención de algunas enfermedades propias del estilo de vida sedentario.

En el plano psicológico, el ejercicio de la danza reduce los niveles de estrés por medio de la estimulación de la producción de endorfinas, conocidas popularmente como las “hormonas de la felicidad”, ya que aportan sensaciones de bienestar, alegría, entre otras sensaciones consideradas placenteras para el hombre.

También la danza puede ayudar a las personas a desarrollar autocontrol, autoconfianza y equilibrio emocional. Y por su contribución al óptimo estado físico, también aporta a elevar la autoestima.

Más atributos
De acuerdo a los expertos, la danza tiene entre sus grandes aportes al desarrollo del ser humano el hecho de que su práctica sistemática inculca valores importantes en las relaciones sociales, como: solidaridad, disciplina, entrega y trabajo en equipo.

En el caso particular de los niños, dice Siero, la danza les permite desarrollar la memoria, el oído musical, la expresión corporal, el sentido del ritmo y la psicomotricidad.

¿Por qué entregarse al baile?
Es divertido.

Para ocupar el tiempo libre.

Da sentido de pertenencia a un grupo.

Representa adquisición de nuevas habilidades y experiencias.

Es una excelente válvula de escape de la rutina.

Mejora la condición física y emocional.

¡A bailar!
En Managua algunas de las opciones para que usted comience el estudio de la danza son:
Ballet Folclórico Francisco González de Nicaragua, del maestro Francisco González. Colonia Nicarao.

Studio de Danzas, “Adán Castillo”, Rotonda El Güegüense 5 cuadras abajo, 1 ½ al lago. Teléfono: 2661120.

Academia Nicaragüense de la Danza. Frente a la Universidad de Ingeniería. Teléfono: 2775557.

Escuela Espacio Abierto. Montoya 3 cuadras abajo. Teléfono: 2666738
En la ciudad de Granada puede optar por tomar talleres de flamenco en La Casa de los Tres Mundos, impartidos por Tesalia Cáceres, quien cuenta con doce años de trayectoria. Inician el próximo primero de febrero. Dichos talleres se basan con técnicas de posturas y rostro, palmas flamencas y percusión flamenca. Mayor información llamar al teléfono: 552 4176.