•  |
  •  |
  • AFP

Los desfiles de la Semana de la Moda Masculina de Milán concluyeron con el guiño afectuoso enviado desde la pasarela italiana por el célebre modisto Giorgio Armani al nuevo presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en el día de su investidura.

Armani presentó su colección para el próximo invierno luciendo una insignia poco discreta con la foto del primer presidente negro de Estados Unidos. "Me gusta mucho Obama", comentó el diseñador, que en febrero inaugura una nueva sede en la Quinta Avenida de Nueva York.

La prestigiosa firma italiana lanzó para el invierno 2009-2010 el terciopelo, la suave tela velluda fue propuesta con pelo corto o denso, en colores negro, gris y marrón y en chaquetas ajustadas con pantalones anchos y plisados.

Con su tradicional corte impecable, el modista alterna todo tipo de camisas de seda, algunas con cuellos estilo clergyman. El todo puede ser acompañado por un chaleco con un borde de piel y largas bufandas con blandos bolsillos en sus extremidades para meter las manos.