Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

La toma de posesión de Barack Obama se esperaba diferente y entre todo el mundo, literalmente, se cumplió la previsión. Un sombrero, un tazón, la limosina, el cambio de helicóptero y las apuestas en el mundo de la moda, le dieron sabor al ascenso del primer afroamericano como presidente de Estados Unidos y pasarán también a la historia.


1. A las 07:45 de la mañana, cuando el nuevo mandatario salió junto con su esposa, Michelle, de la casa Blair donde permanecieron alojados desde su llegada a la Presidencia, los recogió su flamante, blindada y nueva limosina, la llamada bestia que desarrolló Cadillac bajo total misterio y sobre la que no se conocen mayores detalles.

El potente vehículo llamó la atención de la prensa por el brillo de su carrocería y la fortaleza de sus barreras, a prueba de toda bala.

2. Y si el vehículo, igual que cada detalle de los Obama en su día, dio de que hablar... la vestimenta de la primera dama, también. Cuando partieron rumbo a la Capilla episcopal de St. John, en Washington, de inmediato se informó el color del vestido, pero aún no se sabía cuál firma atavió a Michelle.

Michelle Obama lució un traje dorado con chaqueta de la diseñadora estadounidense, nacida en Cuba, Isabel Toledo, el día de la investidura de su esposo Barack Obama, como 44 presidente de la nación.

3. Todo Washington vivió la obamanía desde las primeras horas de este histórico martes 20 de enero. Los cafés, bares, gimnasios, calles y el Metro se atiborraron de seguidores del nuevo presidente; desde las primeras horas el grito de “Sí se puede” pintó el amanecer en la ciudad.

4. Incluso, una anciana de 68 años cayó a las vías del subterráneo ante el gentío en la estación Gallery place, de la línea roja. La mujer está reportada como estable, pero el servicio se suspendió ante el percance.

5. Pero otra parte, el bye, bye Bush que resonó en el vox populi, también reflejó el fin y el modo en que una era acaba.

6. Un sombrero revivió todas las esperanzas de los afroamericanos de la época de Martin Luther King. En realidad, no fue el sombrero, fue quién portaba el adorno en su cabeza: la grande Aretha Franklin, quien entonó el tema My country is tis of thee, poco antes de la toma de posesión de Barack.

7. Luego del sombrero, vino el turno de las Biblias y de la verdad. Mientras Joe Biden juramentó servir al país de las barras y las estrellas en una Biblia de tamaño tumbaburros; Obama lo hizo en un más pequeña roja, aunque con un simbolismo impregnado, pues fue la misma que utilizó Abraham Lincoln.

8. También, como manda la costumbre, el ex tenía que irse. George W. Bush, quien gobernó ocho años la Unión Americana, se retiró del poder en un helicóptero oficial, pero ya no el del “mandamás”, en el vehículo Executive One con rumbo a la Base Aérea de Andrews. Bush se dirigirá hacia su residencia familiar en Texas.