•  |
  •  |
  • END

Eran casi las diez de la mañana, las labores en el hospital Escuela Roberto Calderón (Manolo Morales) de Managua estaban paralizadas desde hacía más de una hora cuando la mujer que en 2008 fuera coronada como la más linda del universo, ingresó para visitar a pacientes enfermos de Sida, como parte de su apoyo a la campaña de prevención del virus que está desarrollando en el país la Organización Panamericana de Mercadeo Social (Pasmo).

Los pacientes que ayer buscaban atención médica olvidaron a rato sus males, lo mismo que los doctores y enfermeras sus obligaciones, la mayoría con cámaras en mano - así sea de sus celulares- aguardaban ansiosos la salida de la bella Dayana Mendoza, quien ayer optó por dejar el glamour del maquillaje y los tacones para vestir un jeans, camiseta y el cabello recogido.

Cuando por fin apareció, el caos reinó. Pacientes, personal médico curioso y un excesivo –casi paranoico- dispositivo de seguridad impedían a los medios de comunicación tener acceso a la belleza, quien se suponía hablaría acerca de su primer encuentro con dos mujeres enfermas de Sida. Lo intentó pero el desorden se impuso.

Y ante el cuestionamiento de porqué supuestamente había ordenado a la seguridad impedir el acceso de los medios, la reina de belleza dijo: “Yo no ordeno nada, yo tengo mi jefa que está aquí. Gracias por su tiempo” y se retiró resguardada.


Llegó la calma
Luego de reunirse con otros pacientes enfermos de Sida, el personal encargado de la visita de Miss Universo en Nicaragua finalmente pudo organizar a los pocos medios de prensa que decidieron esperar al segundo intento de comunicación.

Entonces Dayana, ya más tranquila y acompañada por Leticia Sánchez, presidenta de la Asociación Nicaragüense de Personas que Conviven con el VIH/Sida (Asonvisida) y Arely Cano, de la misma organización, reiteró el mensaje que invita a los hombres a proteger su vida, a su familia y pareja por medio de prácticas sexuales responsables.

“Para nosotros es una satisfacción tener a Dayana en nuestro país, creemos que como mujer joven, ya no solamente como Miss Universo, es un ejemplo que también se comprometa con el VIH/Sida, así queremos que todos los nicaragüenses se comprometan”, expresó Cano.

Dayana aprovechó para insistir en la importancia de hacerse la prueba del Sida.

“Vayan a hacerse la prueba que de eso se trata, poder abrirnos a nosotros mismos, darnos cuenta si tenemos la enfermedad o no y poder actuar a tiempo; estas personas pudieron actuar a tiempo y están aquí conmigo y tienen familia y quieren seguir viviendo.

Depende de ustedes”, declaró refiriéndose a Cano y Sánchez, quienes compartieron con ella su experiencia de vida como portadoras del virus.

“Estoy súper orgullosa de que ellas se hayan tomado el tiempo de poder estar aquí conmigo y conversar, y yo sigo aprendiendo de ellas y de ustedes los nicaragüenses, del poder que tienen ustedes, los hombres de verdad”, agregó Dayana.


Dayana quiere conocer nuestros volcanes
La belleza universal, que hoy continúa su agenda de visitas a centros dedicados a la prevención del VIH/Sida, exteriorizó su deseo de conocer la geografía nicaragüense, específicamente nuestros volcanes.

“Me encanta estar aquí, es la primera vez que vengo a Nicaragua, me siento como si estuviera en mi país, la comida es igualita, el clima es igualito, la gente también es divina, es dulce, es espectacular y te lo juro, que lamentablemente va a ser por una semana, porque me gustaría quedarme más tiempo, tampoco he podido visitar ningún volcán; en el nombre de Dios pueda volver a venir”.