•  |
  •  |
  • END

AFP
La cantante estadounidense Jennifer Hudson tuvo un regreso triunfante a los escenarios el domingo, al cantar el himno nacional de Estados Unidos en el 43 Superbowl en Tampa (Florida), tres meses después de que su madre, hermano y sobrino fueran asesinados.

El hermano y la madre de Hudson fueron hallados muertos en su residencia en Chicago en octubre de 2008. El cuerpo de su sobrino fue encontrado en un vehículo abandonado tres días después.

El cuñado de la cantante William Balfour fue acusado por los crímenes.

Los asesinatos conmocionaron al país y generaron muestras de apoyo a la actriz y cantante ganadora de un premio Oscar.

Hudson, de 27 años, está retomando su actividad artística luego de la tragedia y tiene agendada una aparición en los Premios Grammy el 8 de febrero, para los que ha recibido cuatro nominaciones.