•   BRASILIA  |
  •  |
  •  |
  • AP

Brasil quiere asegurar que el carnaval de este año será una fiesta con sexo seguro: 60 millones de preservativos serán repartidos en todo el país, con énfasis en cuatro de las ciudades de mayor concentración de festejos, anunció el gobierno.

Según el ministerio de Salud, las escuelas de samba y bloques carnavalescos de las ciudades de Río de Janeiro, Recife, Sao Paulo y Salvador, estarán comprometidos con la lucha contra el sida durante el carnaval, que se celebrará del 21 al 24 de este mes. Junto con la distribución de preservativos, una práctica duramente criticada por la iglesia católica brasileña, el ministerio de Salud pretende aprovechar la concentración festiva del carnaval para difundir información sobre la prevención del sida. Se intentó consultar a dos miembros de la comisión de vida y familia del consejo de obispos católicos, pero no estaban disponibles.

Un comunicado del ministerio de Salud indicó que en Río de Janeiro habrá distribución de preservativos en la avenida Marqués de Sapucaí, centro de desfiles durante el carnaval, así como en los ensayos de las distintas escuelas de samba distribuidos por la ciudad. En Salvador de Bahía, ciudad nororiental donde el carnaval se realiza en las calles, los "fiesteros" podrán realizar pruebas del virus de inmunodeficiencia humana, VHI, causante del sida y obtener el resultado de inmediato, además de recibir preservativos e información sobre la prevención de la enfermedad.

Campaña para prevenir el Sida
En Sao Paulo, la "vieja guardia" de la escuela de samba Vai-Vai desfilará con camisetas alusivas al "club de los enta", de apoyo a la campaña para prevenir el sida entre mujeres de más de 50 años, un segmento en el cual ha crecido la incidencia del mal. Entre tanto, en la nororiental ciudad de Recife habrá distribución de preservativos durante el desfile de los principales bloques carnavalescos, como el Galo da Madrugada (gallo de la madrugada), así como en otras localidades del estado de Pernambuco donde ha crecido la fiesta del carnaval.

"El carnaval en Pernambuco creció mucho en las ciudades del interior, son localidades donde identificamos mayor detección de casos de vih", comentó Francois Figueroa, director del programa de detención del virus en ese estado. El ministerio de Salud citó a una mujer de 47 años a la que identificó por las siglas R.M.F., frecuentadora del carnaval de Salvador desde hace 20 años, quien reconoció que se trata de una fiesta muy propicia para el sexo casual.

"Es una fiesta muy alegre y muy sensual, uno conoce a muchas personas y puede surgir el interés por el sexo", reconoció la mujer, quien justificó por ello la necesidad de usar preservativos para evitar la propagación del sida durante esas fechas. "Si el hombre no quiere (usar preservativo), la mujer puede utilizar el preservativo femenino, es una opción que debe ser estimulada", comentó en el comunicado. Brasil invirtió en 2008 más de 1.000 millones de reales (438,5 millones de dólares) en la atención de personas con sida.