•  |
  •  |
  • END

Uno de los músicos que acompaña en conciertos a la orquesta que formó el mejor jazzista de los EU, Duke Ellington, hijo de madre nicaragüense y padre dominicano, llegó al país por primera vez para conocer a su familia materna, pero aprovechará su estadía para participar en varios conciertos de jazz.

Se trata del norteamericano Enrique Fernández Bermúdez, quien nació hace 55 años en
San José de California. Su mamá, Gloria Argentina Bermúdez, emigró a los Estados Unidos en los años 40.

Su padre fue bailarín y trabajó en barcos que viajaban a La Habana, asimismo, tocaba percusión y bongoe. Su abuela parterna cantaba pero no a nivel profesional, por lo que de ahí afinó su afición por la música al igual que sus hermanos, que también fueron músicos.

Artista nato

Nunca pasó por un conservatorio, ya que en la escuela primaria recibió clases de música y así se incorporó a la banda de la escuela. Ahí aprendió rápidamente y se volvió una especie de solista del colegio donde estudiaba. “Aprendí sólo a tocar los instrumentos, comenzando por “descobijar” la flauta, después el piano y el saxofón”, comentó a VARIEDADES el artista.

Al entrar a la secundaria “seguí tocando pero sin instrucción”, pero el director de la banda de jazz de San Francisco, California, le abrió las puertas. Le tocó vender periódicos y limpiar patios, y de este modo pudo pagar su primer saxofón.

Así conoció otro grupo musical con el que empezó a los 19 años de edad, además participó en giras musicales internas en los EU, pero como traía en su sangre la inquietud de ser jazzista, pagó a un profesor de música muy famoso en ese mismo país, John Henderson, quien le enseñó a ejecutar el saxofón.

Cuando murió su padre viajó a Santo Domingo, República Dominicana, donde se quedó varios años y aprovechó para formarse en el campo de la música tropical y el merengue.

Al retornar nuevamente a San Francisco, California, decidió trasladarse a Francia y se integró a un grupo de latin-jazz. Una vez que se desarticuló ese grupo viajó a Holanda, donde le ofrecieron trabajo para dirigir los metales de un grupo. En París conoció a un señor de Martinica que tenía un grupo que tocaba música experimental caribeña.

También tocó con la orquesta de Tito Puente para luego ingresar al grupo que fundó Duke Ellington. Con esa banda comenzó a tocar en 1997 y aclaró que no es miembro fijo (de base), sino que cuando “me necesitan me llaman para actuar como primer reemplazante”. Hace tres meses atrás Enrique estuvo en Japón con la banda que fundó el mejor jazzista norteamericano.

Al regresar a Nueva York, en los primeros días de marzo, Enrique volverá a unirse a la banda para realizar una gira musical por California, Oregon, Washington y otros estados norteamericanos. La misma arrancará el próximo 10 de marzo y concluirá el 25 de ese mes. Con la banda ejecuta segundo alto y clarinete.

En Managua participará el 26 de febrero en un concierto de jazz denominado “Doble Sax”, en Ruta Maya. Además, tiene previsto tocar con la banda municipal de la Alcaldía de Managua el próximo martes.