•  |
  •  |
  • END

Su rostro de niña reviste a una mujer decidida que llegó al certamen Miss Nicaragua con la viva esperanza de ganar la corona. Sonríe y cuenta que su estatura fue lo que al principio la hizo dudar. “Pensé que me podía limitar, pero lo intenté y ahora estoy aquí, luchando por mi sueño de niña”.

Muchos la ven como la quinceañera del certamen; de esa noble juventud vibra su entusiasmo, solidaridad y empatía hacia las demás candidatas. Considera que para brillar en un evento de consolidada importancia no basta con ser bella, pues hay que luchar por conseguir la meta. “Me he preparado con esfuerzo, puntualidad y espontaneidad”, comparte.

En la balanza

Para María Sabá, en la balanza de su vida todo tiene un orden insustituible y uno no supera al otro, dice esto al referirse a su responsabilidad entre su participación en Miss Nicaragua, sus estudios y su familia.

Según la candidata de 22 años, procedente de Diriamba y estudiante de Mercadotecnia, si le tocara representar la belleza nicaragüense en Miss Universo “representaría a mi país como una mujer honesta y pondría en alto la riqueza cultural que poseemos”, dice.

“Soy una persona muy espiritual, particularmente católica, sin embargo muy respetuosa de las diferentes creencias religiosas de los demás, lo importante es amar a Dios por sobre todas las cosas”.

La joven no se encasilla en una sola posibilidad. De no ganar la corona de todas maneras se sentiría triunfadora, pues tendría a su favor la experiencia de lo vivido e instaría a la ganadora para que se convierta en una “reina sensitiva y que mantenga su integridad de principio a fin durante su reinado”.

Considera que uno de sus principales tesoros es su familia: “Somos muy alegres, unidos y somos la fuerza ante las adversidades”. Una de las personas a quien más admira es su abuela. Ella venció el cáncer y ese evento fue una de las pruebas más grandes que sufrieron como familia, sin embargo, “nos transmitió su energía y los lazos se sintieron más fuertes que nunca”, dice.


CRÉDITOS
Fotografía.- Paul Gisbrecht
Locación.- Hotel Norome
Maquillaje.- Renée Fabiola Dávila para Avon de Nicaragua
Peinado.- Bon Chic
Vestuario.- G&B Boutique
Producción.- Amarilys Soza, Silhuetas S.A