•  |
  •  |
  • END

Una morena de cuerpo escultural, quienes la ven, la asocian a una modelo de trayectoria internacional, pues su pose y disposición la postularían para eso, ella es Xiomara Hurtado. Sin embargo, la joven piel canela, procedente de Jinotepe, tiene una aspiración mayor a esa, y es coronarse como Miss Nicaragua 2009. Asegura que sus cualidades más sobresalientes son su sencillez, espontaneidad, espíritu luchador y perseverancia, según su propia descripción.

Estar en Miss Nicaragua era su sueño de infancia, “ser la imagen de una ciudad en este certamen de connotada importancia es un privilegio, tengo muchísimo apoyo de mi familia y lo agradezco enormemente”, dice.

Si tuviera la oportunidad de alcanzar la corona “sería la oportunidad para demostrar que en Nicaragua hay buenas representantes de la belleza, mujeres luchadoras y sé que lo aprendido durante la preparación me daría fuertes herramientas”, agrega.

Ya como reina de belleza nacional, asegura que su intervención bajo su título sería ayudar a asilos de ancianos y niños con cáncer. Además pondría su esfuerzo para apoyar a quienes viven con Sida, pues está consciente que los medicamentos son muy caros.

Para Xiomara, dejar de ganar la corona no es asunto para limitarse, según ella continuaría con sus estudios de Química y Farmacia, que por ahora ha abandonado debido a su preparación en el certamen; también se forjaría una carrera como modelo profesional, afirma.

En el ambiente de la moda, esta candidata ha participado en desfiles en pro de causas benéficas.

Sus pasatiempos

Xiomara es jugadora de baloncesto y le gustaría hacerlo a nivel profesional. También adora montar a caballo, ha practicado esta disciplina desde muy pequeña.

Hace unos días, durante la gira que realizaron las candidatas a Masaya, hizo la mejor muestra de su talento, causó la admiración hasta de los más expertos cuando de manera accidental soltó las riendas del caballo que montaba, pero un extraordinario dominio de sus habilidades la regresaron sin consecuencia alguna, sin nervios ni preocupación, “es algo normal, no es para alarmarse”, fueron sus palabras.


Créditos
Fotografías.-
Paul Gisbrecht / END
Locación.- Hotel Norome
Maquillaje.- Renée Fabiola
Dávila para Avon de Nicaragua
Peinado.- Bon Chic
Vestuario y accesorios.-
G&B Boutique
Producción.- Amarylis Soza, Silhuetas S.A