•   Londres, Inglaterra  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Centenares de fans de los Rolling Stones salieron a las frías calles de Londres para ser los primeros en hacerse con una copia de “Blue & Lonesome”, el primer disco de estudio de sus “Satánicas Majestades” en más de una década que sale el sábado a la venta.

A primera hora de la mañana centenares de personas hacían cola en las entradas de las tiendas de discos más populares de la ciudad, entre ellas, “Sounds of the Universe”, donde el grupo ensayó en 1962, cuando empezó a dar sus primeros conciertos.

Te interesa: 50 años de los Rolling Stones

Los admiradores de la banda querían ser los primeros en obtener la nueva obra del cantante Mick Jagger, el guitarrista Keith Richards, el bajista Ronnie Wood y el batería Charlie Watts.

No obstante, algunos de los que esperaban pacientemente bajo los grandes labios y lengua -mítico logo del grupo- que recubrían todo el edificio, desconocían que solían practicar en ese espacio antes de sus actuaciones, pues en aquella época el negocio era un bar.

A las ocho de la mañana las letras de “record” (disco), que coronaban la puerta de la pequeña tienda en el corazón de Soho, se iluminaron y, en la fila, compuesta por gente de distintas generaciones cubierta de abrigos, guantes y gorros, se oyó un murmuro de excitación.

Te interesa: El inolvidable concierto de los Rolling Stones en Cuba

Victor De Franceschi fue uno de los primeros en salir del local con una gran sonrisa y varias bolsas entre sus manos, dentro de estas tenía el nuevo LP de la banda, un póster y una camiseta.

“Llegue aquí a las 5.30 de la mañana, fui el segundo, el que estaba delante de mí llegó a las 4.30”, apuntó a Efe este estudiante brasileño de Filosofía que se asentó en la capital del Big Ben hace tan solo dos meses. Aún en la larga cola, Matt Lee se resguarda del frío bajo una colorida bufanda y humor.

“Estoy esperando aquí porque he oído que venden el mejor bocadillo de la ciudad”, bromeó el británico.

Tras unas risas, este empresario confesó que llegó de madrugada a la espera de hacerse con “el primer disco de estudio en 11 años”, de lo que él considera la “mejor banda de rock and roll del mundo”.

Además eligió este tienda para comprar el disco porque el local daba una edición limitada de un póster a los primeros 100 clientes. Las canciones favoritas de Lee son “Dead Flowers” y “Worried About You”, ya que, dependiendo de su estado de ánimo, se decanta por la una o la otra. Su afición por la banda empezó en 1995, la primera vez que les vio en directo, pues le cautivó la energía del grupo en vivo.

Y, desde entonces, les ha visto “130 veces en 25 países”. Sean Pleaser, otro de los fans que esperaba para hacerse con un disco y un cartel, también ha seguido a los músicos alrededor del globo y él lo tiene claro: “España y Sudamérica son los mejores sitios para ver a los Stones, porque los latinos hacen vibrar a los componentes aún más”.