•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Si hay una artista que no ha pasado desapercibida en los últimos años esa ha sido Lady Gaga que, desde el lanzamiento de su primer disco ‘The Fame’ en 2008, ha demostrado un dominio absoluto del ‘show business’ con el que ha conseguido una legión de admiradores en todo el mundo, tanto por su música como por su transgresora imagen.

Mientras sus extravagantes diseños han acaparado la atención mediática, canciones como ‘Poker Face’, ‘Bad Romance’, ‘Alejandro’ o ‘Born This Way’, la han llevado a vender millones de copias de sus álbumes, convertirse en icono gay y postularse como una digna sucesora de Madonna en el trono de la música pop.

Cantante, compositora, productora, bailarina, diseñadora de moda y activista, Stefani Joanne Angelina Germanotta (Nueva York, 28 de marzo de 1986) ha dado un giro más personal a su carrera musical con su nuevo disco, ‘Joanne’, después de triunfar también como actriz con un papel protagonista en la serie ‘American Horror Story’, por el que recibió un Globo de Oro.

Ganadora de seis premios Grammy, siete Billboard Music Awards y trece MTV Video Music Awards, el Globo de Oro fue un reconocimiento más a una artista excéntrica, pero capaz de emocionar, como con su homenaje a David Bowie en la última gala de los Grammy o su interpretación del himno estadounidense durante el descanso de la pasada Superbowl, del que será la gran estrella en 2017.

EL PRECIO

“Yo soy simplemente yo”, explica Lady Gaga sobre la evolución de su carrera musical, y defiende  ‘Joanne’ como su álbum “más honesto”, y quizá por eso, para la gira de presentación del disco, ha comenzado lejos de los grandes estadios y ha optado por volver a sus orígenes musicales, con actuaciones en pequeños bares de Estados Unidos.

Un tour que representa para la artista la “oportunidad de interpretar estas canciones mirando a los fans a los ojos cantando para ellos”, una experiencia “mucho más cercana y natural” que la de  grandes escenografías habituales en sus conciertos, según confesaba en los medios americanos.

En una reciente entrevista para el programa ‘Sunday Morning’ del canal estadounidense CBS, Lady Gaga se sinceraba sobre el peso del éxito en su vida personal, y reconocía “ me siento aislada por la fama”, a la vez que lamentaba la pérdida de intimidad y la persecución que ha sufrido tras convertirse en un icono pop.

La artista, que comparte con sus millones de fans detalles de su carrera y de su vida personal en las redes sociales, ha contado a través de su cuenta en Instagram su lucha contra el dolor crónico que padece, y que está relacionada con el título de su disco, en el que rinde homenaje a su tía Joanne, que murió de lupus a los 19 años y a la que Lady Gaga no llegó a conocer.

ACTIVISTA

Lady Gaga ha optado por sacarle partido a su portentosa voz y emocionar con actuaciones como la de la última gala de los premios Óscar, en la que interpretó al piano ‘Till it happens to you’, un tema nominado a la mejor canción y en el que habla de acoso y abusos, como la violación que ella misma sufrió, según ha confesado, cuando tenía 19 años.

La cantante, que interpretó la canción acompañada de otras ‘supervivientes’, nunca ha querido dar detalles de lo sucedido y no quiere que el abuso defina su carrera como artista, aunque aseguraba: “creo que he convertido el dolor en algo hermoso”.

De su activismo y compromiso en la lucha contra los abusos y la protección y promoción de los jóvenes nació la Fundación ‘Born This Way’, una organización que la artista creó con su madre y con la que, desde 2012, pretende crear “un mundo más valiente y amable” para la juventud, mejorando sus comunidades locales.

‘Born This Way’ (2011) fue el segundo álbum de estudio de Lady Gaga, tras el éxito arrollador de ‘The Fame’ (2008) y su reedición ‘The Fame Monster’ (2009), en los que incluía canciones como ‘Just Dance’, ‘Poker Face’, ‘Paparazzi’, ‘Bad Romance’, ‘Alejandro’ o ‘Telephone’ la convirtieron en superventas.

‘Born This Way’, ‘Judas’, ‘The Edge of Glory’ y ‘You & I’ son los temas más destacados de ese segundo disco, que no consiguió igualar el éxito cosechado con su debut, pero que la consolidó como diva pop mundial.

NUEVO ESTILO

Dos años después publicó ‘Artpop’, que llegó a ser número uno en Estados Unidos gracias a canciones como ‘Applause’ y, en 2014 sorprendió con un giro radical al publicar un álbum de jazz a dúo con  Tonny Bennett, ‘Cheek to Cheek’, que también alcanzó el puesto más alto de las listas estadounidenses y con el que ya dejó ver lo que se esconde detrás del personaje que ha creado en torno a su figura.

Con canciones sentimentales  como ‘Joanne’ o ‘Million Reasons’, reminiscencias de la Lady Gaga del pasado, como ‘Perfect Illusion’, el single de presentación del álbum, y un dúo con Florence Welch, la líder del grupo Florence and The Machine, ‘Joanne’ representa un nuevo comienzo en la carrera musical de la polifacética artista.

La ‘showgirl’ ahora canta al piano o a la guitarra, con su inseparable sombrero, y ha grabado un disco diferente, porque se puede permitir reinventarse musicalmente, en un año de cambios  también en lo personal para Lady Gaga, marcado por su ruptura con el actor Taylor Kinney después de cinco años de relación y con el que se había comprometido el día de San Valentín del año anterior.