•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Jackie Kennedy se planteó abandonar este mundo tras la muerte de su esposo. El 22 de noviembre de 1963 en Dallas, Texas, Lee Harvey Oswald apuntó con la mirilla de su fusil a la cabeza del presidente de Estados Unidos, John Fitzgerald Kennedy y apretó el gatillo. El mandatario, que iba en el coche presidencial junto a su mujer, perdió la vida al momento.

La entonces primera dama tenía 34 años y los días posteriores al asesinato la angustia le invadió por completo. La revista Vanity Fair ha hecho un recopilatorio esta semana de algunas notas del libro Jacqueline Bouvier Kennedy Onassis: La historia jamás contada, cuyas páginas revelan las confesiones de Jackie tras perder a su marido. Según la autora Barbara Leaming, pasó una larga temporada teniendo pesadillas sobre el asesinato.

“Bebía mucho, el vodka se convirtió en su anestesia. Las pocas noches que lograba conciliar el sueño se despertaba gritando”, relata. La exprimera dama tenía un sentimiento de culpabilidad por no haber podido hacer nada para evitar la muerte de Kennedy. “Hubiera sido capaz de tirarme delante de él, o hacer algo, si lo hubiera sabido”, confesó Jackie a un sacerdote.

Conocida por su lado devoto, la viuda del presidente llegó a plantear al religioso el suicidio y le pidió que rezara a Dios para que se la llevase junto a su marido. La respuesta del cura fue rotunda: “No es justo rezar para pedir la muerte” y le convenció que sus hijos John y Caroline la necesitaban.

Otro de los detalles que ha trascendido en el libro es que Jackie pidió retirar todas las imágenes de su esposo en su casa. La única fotografía que quedó en pie fue una en la que JFK aparecía de espaldas.

En el cine

Además de esta nueva biografía, esta semana el chileno Pablo Larraín ha presentado ‘Jackie’, un filme protagonizado por Natalie Portman en el que muestra la vida de la exprimera dama de EE.UU. En el filme, el director relata la vida de Jackie desde el momento del asesinato de su esposo en Dallas. La cinta relata cómo organiza el funeral de Estado y se programa un futuro completamente diferente al que se había planteado hasta el momento.

En el filme, que emplea una estructura a base de “flahsbacks” (secuencias retrospectivas) usando el blanco y negro para simular las entrevistas en televisión, aparecen imágenes reales del entierro de Kennedy.

Detalles

En abril de 2010, se anunció que Rachel Weisz sería la protagonista, con Darren Aronofsky para dirigir y producir la película. En septiembre de 2012, se anunció que Fox Searchlight Pictures cortejaba a Natalie Portman como protagonista de la película interpretando a Jacqueline “Jackie” Kennedy Onassis. Tanto Rachel Weisz como Darren Aronofsky se retiraron del proyecto. Sin embargo, tiempo después se anunció que Darren Aronofsky va a producir la película, mientras que Pablo Larraín dirigirá la película, Juan de Dios Larraín producirá bajo su productora Fábula, mientras que Scott Franklin y Aronofsky producirán bajo su productora Protozoa Pictures. En octubre de 2015 se anunció que Peter Sarsgaard participaría en la película como Robert F. Kennedy  y en el mismo mes Greta Gerwig se incorporó al elenco de la película.  Mica Levi compone la banda sonora.