•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La cantante Madonna, conocida como la reina del pop, se declaró el viernes pasado, tras actuar en un evento privado de recaudación de fondos, “avergonzada de ser estadounidense”.

“Realmente me hace sentir vergüenza, avergonzada de ser una estadounidense, avergonzada de ser un ser humano, de verdad”, dijo la intérprete al referirse al presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump.

Madonna encabezó el evento de recaudación de fondos “Miami Fundraiser” en donde además besó a la cantante Ariana Grande, según difundió The Hollywood Reporter.

En el evento privado, Madonna también provocó a su exmarido Sean Penn, cuando se le arrastró entre sus piernas en un momento dado en que los dos trataron de coaccionar a la audiencia para hacer una oferta más alta.

El show, que cobró cinco mil dólares por persona, recaudó más de siete millones cincuenta mil dólares para su Raising Malawi, que ella fundó para ayudar a niños en la nación africana.