•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Finalmente, este lunes se transmitió por televisión el tan comentado desfile de los ángeles de Victoria's Secret y para los que no tuvieron la oportunidad de apreciar los lujosos conjuntos en pasarela, la cadena TNT lo retransmitirá el 16 de diciembre.

Sin duda dentro de la moda de lencería de lujo el desfile es todo un hito, sin embargo tan deslumbrante es, todo lo que esconde la marca.

Victoria's Secret como marca fue creada en 1977 en San Francisco como resultado de la timidez de un hombre, Roy Ramond, quien 

sufría una gran vergüenza a la hora de comprar ropa interior para su pareja. Decidió que la mejor forma para hacerlo era crear un ambiente cómodo para los hombres de tal forma que les fuese más fácil saber qué y cómo elegir lo mejor para su pareja.

Once años después de que Roy Raymond vendiera la marca, se suicidó al saltar del puente Golden Gate. El nombre de la marca hace honor a la reina Victoria I de Reino Unido, dado que fue en la época Victoriana a finales del s.XIX cuando se usaron prendas femeninas como el corset, dirigido a realzar los atributos físicos de las mujeres.

Nada de actrices

Ed Razek, el director de marketing de la compañía, afirmó recientemente a la revista Forbes que cada mes tiene que rechazar a una docena de actrices y cantantes mundialmente conocidas que piden formar parte de los "ángeles honorarias". La firma prefiere que sus modelos vayan haciéndose famosas poco a poco.

El fantasy bra

Cada año, la marca crea un sujetador conocido como el Fantasy Bra fabricado con joyas preciosas.

En 2013, la encargada de lucir el sujetador exclusivo, diseñado por Mouwad, fue Candice Swanepoel. Este diseño contaba con 4,200 gemas de todo el mundo entre las que se incluyen rubíes, diamantes y zafiros amarillos, estaba bañado en oro de 18 kilates, además tenía (por si fuera poco) un rubí de 52 kilates colgando en el centro.

Además, es modelado por el ángel estrella del año. Este año le tocó a la estadounidense Jasmine Tookes.

¿Cuánto vale asistir?

Ir al desfile cuesta aproximadamente entre 12,000 y 14,000 dólares. La mayoría de los asientos en primera fila están reservados para celebridades.

Ah, y la estatura ideal para sus "ángeles" es de 1.78 metros. ¿Alguna candidata?