•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El gastado drama del amor prohibido, miembros de dos familias enemigas, tomó un giro inesperado con la serie de películas “Inframundo”, donde los monstruos, las armas automáticas y las salpicaduras de litros de sangre son la tónica de los modernos Romeo y Julieta del cine.

Así es que el género romance dejó de ser inocente para colocarse entre batallas de salvajes y la clasificación de terror con sus vampiros y hombres lobos ahora desaparece entre el humo de la pólvora detonada, los casquillos rodando por el suelo y las cabezas explotando.

Si este es tu género vas muy bien con la quinta entrega de “Inframundo”, ya que las continuas peleas es su plato fuerte. Una película donde lastimosamente sus productores no tuvieron la capacidad de aportar más a este mundo de bestias.

Por tanto, no trae mayores sorpresas, con una línea argumental muy sencilla y hasta predecible.  

Muchos ya conocerán la trama y no hay que preocuparse por los espectadores que por primera vez exploran la serie que en la pantalla inició en 2003, porque la película trae todo un preámbulo explicativo.

Recapitulando: Hay un mundos oculto para los humanos, donde vampiros y hombres lobos viven entre las sombras bajo el compromiso de portarse bien.

Sin embargo, algo sucede y hay refriegas entre ambos bandos, donde la vampira Selene(Kate Beckinsale), vestida de corsé, licra y dos enormes pistolas 45 milímetros, es la máxima cazadora de lobos.

Luego de la muerte de su pareja, el licántropo Michael, ella tiene a la bebé Eve, una superhíbrida  a la cual todo mundo quiere para hacerle experimentos. Por tanto Selene, con nuevos poderes, tendrá que hacer lo imposible para salvar a su pequeña. De paso, Selene está tildada de traidora por su propio clan, y para evitar que la maten acepta entrenar a nuevos vamiros con el fin de defender el nido.

Ficha Técnica:

Título: Inframundo: Guerras de Sangre.
Actores:  Kate Beckinsale, Theo James, Charles Dance.
.Director: Anna Foerster.
Género:  Fantasía y acción.