•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El nuevo episodio de la guerra de las galaxias, “Rogue One: A Star Wars story”, logró el tercer mejor arranque del año en la taquilla norteamericana y pulverizó a sus competidores, según datos provisorios del Exhibitor Relations publicados ayer domingo.

El primer episodio derivado de la saga (“spin off”), en el cual están ausentes los personajes legendarios de la epopeya, Luke Skywalker, Han Solo y la Princesa Leia, sigue la misión de un comando de la Alianza Rebelde para recuperar los planos de la Estrella Negra, el arma de destrucción del Imperio.

La intriga se ubica justo antes del episodio lanzado en 1977 bajo el título “Una nueva esperanza”.

La bella Jyn Erso (Felicity Jones) y su ecléctica banda de cómplices acumularon 155 millones de dólares durante el primer fin de semana en las pantallas.

“La Fuerza es fuerte con esta tan esperada película de Disney que reúne 155 millones de dólares en su debut y logra el segundo mejor lanzamiento de la historia en un mes de diciembre”, subrayó Paul Dergarabedian, analista en Comscore.

“Es el tercer mejor lanzamiento de 2016 y este inicio sólido promete una vida larga y próspera que continuará en 2017”, agregó.

Según cifras de Disney, “Rogue One” ya recolectó más de 290 millones de dólares en el mundo, y aún no se estrenó en Corea del Sur (el 28 de diciembre) ni en el enorme mercado chino, previsto para el 6 de enero.

El anterior Star Wars, “El despertar de la Fuerza”, estrenado en la mismo época hace un año, acumuló más de 2,100 millones de dólares en el mundo.