•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un tuit de la cuenta oficial mundial de Sony Music publicado ayer anunció la muerte de la cantante Britney Spears, lo que sería fruto de un hackeo. “Britney Spears ha muerto por accidente. Les diremos más en breves”, se lee en uno de los mensajes publicados. “Descansa en paz Britney, 1981-2016”, dice un post previo. Poco después de su publicación los tuits fueron borrados y avanzada la tarde un portavoz de Spears confirmó que está viva.

Las faltas de ortografía y que no hubiera confirmación apuntan a que detrás de los mensajes se escondería alguien que ha usurpado la cuenta de Sony. De hecho, los fans respondieron con escepticismo al anuncio: en las primeras respuestas al mensaje de la cuenta ya se especulaba con el pirateo. Un portavoz de Spears desmintió la información. “Britney vive y está bien”, explicó Adam Leber. “Aparentemente, la cuenta de Twitter de Sony Music fue manipulada”, subrayó. 

Britney Spears, nacida en diciembre de 1981, acaba de cumplir 35 años. La cantante lleva más de una década entre los artistas más destacados a nivel global. El pasado agosto, la propia Spears confesó que estuvo a punto de morir ahogada en sus últimas vacaciones en Hawái.

Tras meterse en el agua, cuenta que le pareció “que era como una piscina de olas”. “Estaba en un momento agradable y refrescante, simplemente hermoso. Pero lo que no pensé es que cuando quieres regresar (a la orilla), las olas eran realmente fuertes”. La corriente arrastraba a la cantante hacia el interior del océano.