•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Policía francesa detuvo el lunes a 17 personas en varias operaciones policiales simultáneas en diferentes puntos del país en relación con el atraco que sufrió a punta de pistola la estadounidense Kim Kardashian el pasado 3 de octubre, en el hotel de lujo de París donde estaba alojada.

Se trata de 14 hombres y tres mujeres de entre 23 y 73 años de edad que fueron arrestados en París y varias ciudades de la región, así como en la Provenza y la Costa Azul, señaló France Info con fuentes de la investigación.

La emisora precisó que entre los detenidos están los autores materiales del robo, pero también intermediarios, vinculados con el intento de revender las joyas que sustrajeron a Kardashian, que por el momento no se han requisado. La operación, dirigida por la Brigada de Represión del Banditismo, es resultado de un periodo de seguimiento a los miembros de la banda y no se considera cerrada.

Según los elementos que se habían filtrado de la investigación abierta por la justicia francesa, fueron cinco hombres vestidos de policía los que en primer lugar amenazaron al vigilante de noche del hotel y, después de introducirse en el edificio, amordazaron a la estrella estadounidense de la telerrealidad.

Una millonada

Se fueron con joyas (se habló de un valor de 9 millones de dólares), pero perdieron una de ellas en su huida.

Los ladrones salieron del establecimiento a pie y en bicicleta, como se vio en las grabaciones de videovigilancia.

Todos esos elementos apuntaban a que el golpe se había planeado con minuciosidad, aunque el ADN que uno de ellos dejó en el pañuelo que sirvió para amordazar a Kardashian fue lo que permitió a los investigadores remontar la pista de los atracadores, según "France 2". Los policías constataron que esa traza genética coincidía con la de un hombre fichado por su vinculación con unos atracos. Sin embargo, en lugar de capturarlo inmediatamente decidieron hacer un seguimiento para intentar desmantelar la red en su conjunto, indicó la cadena.

La operación del lunes se produce menos de una semana después de que Kardashian pusiera fin a su silencio en las redes sociales y contara en su emisión de televisión cómo vivió el asalto.

Golpe al turismo

La pareja Kardashian-West figuraba en 2015 en la lista de las 100 personas más influyentes del mundo de la revista Time.

Kardashian, que saltó a la fama tras la filtración de un video íntimo, ganó en los últimos tres años 131 millones de dólares, según la revista Forbes.

El robo que sufrió Kim Kardashian se suma a una serie de agresiones contra turistas acaudalados, que ha estropeado la imagen de París, el destino turístico más popular del mundo.

En noviembre, dos mujeres cataríes fueron asaltadas en una autopista de París por dos hombres que se llevaron un botín de al menos cinco millones de euros.