•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con el público acostumbrado a las gamberras galas de los Globos de Oro en los últimos tiempos, la edición de este año destacó por su tibieza y notable aburrimiento y tan solo se vio sacudida, como un rayo caído del cielo, por un emocionante, sereno y combativo discurso de Meryl Streep.

La carismática actriz, que recibió el premio honorífico Cecil B. DeMille a toda su carrera, fue lo más sobresaliente de una noche en la que naufragó Jimmy Fallon como maestro de ceremonia, mucho más encorsetado y pobre de inspiración que sus antecesores Ricky Gervais o la dupla Tina Fey y Amy Poehler.

"Todos los que estamos en esta sala pertenecemos a dos de los sectores más vilipendiados, extranjeros y prensa", comenzó con energía la protagonista de "Out of Africa" (1985) en un discurso marcado de principio a fin por la crítica a Donald Trump y que causó furor en las redes sociales. Streep ensalzó el cosmopolitismo del cine, repasando rápidamente a algunos actores nacidos fuera de EE. UU., y agregó que "Hollywood está lleno de extranjeros, de forasteros". 

"El único trabajo de un actor es sacar a la luz la vida de personas diferentes (...) Si expulsan a los extranjeros solo veremos futbol y artes marciales", aseguró la intérprete, que añadió que "la falta de respeto provoca más falta de respeto y la violencia invita a la violencia". 

Streep también abogó por la necesidad de un periodismo fuerte e independiente: "Necesitamos que la prensa defienda y saque a la luz todas las historias, que hagan que los poderosos respondan de sus actos. Todos tenemos que apoyar a nuestros periodistas porque los vamos a necesitar". Esta actriz ha ganado a lo largo de su carrera ocho Globos de Oro, de 30 nominaciones, y tres premios Óscar, de 19.

Trump: "lacaya"

El presidente electo de EE. UU., Donald Trump, atacó el lunes a  Streep y dijo de ella que es una de las actrices más "sobrevaloradas" de Hollywood. 

"Meryl Streep, una de las actrices más sobrevaloradas en Hollywood, no me conoce pero me atacó anoche en los Globos de Oro", comentó Trump en su cuenta de Twitter, en la que también afirmó que la intérprete es una "lacaya" de la excandidata presidencial demócrata Hillary Clinton, derrotada en las elecciones de noviembre por el magnate.

"La La Land", un hito

El musical "La La Land" voló alto e hizo historia en la 74 edición de los Globos de Oro al convertirse en la película con el mayor número de premios obtenidos, un total de siete, todos a los que aspiraba.

"La La Land" se llevó los galardones como mejor película de comedia o musical, mejor director (Damien Chazelle), mejor actor (Ryan Gosling), mejor actriz (Emma Stone), mejor guion (Chazelle), mejor canción original ("City of Stars") y mejor banda sonora original (Justin Hurwitz). 

Esos siete trofeos suponen la mejor marca conseguida en la historia de los Globos de Oro, superando los seis premios de "One Flew Over the Cuckoo's Nest" (1975). "Soñemos con más urgencia, vivamos fervientemente y amemos más profundamente", proclamó Mark Platt, productor del filme, al recoger la estatuilla a la mejor película. 

La cinta cuenta la historia de Mia (Emma Stone), una joven aspirante a actriz, y Sebastian (Ryan Gosling), un entregado músico de jazz, que se conocen en Los Ángeles mientras tratan de hacer realidad sus sueños, al mismo tiempo que afrontan las frustraciones de los inicios. "Esta película es para los soñadores", indicó Stone tras hacerse con el primer Globo de Oro de su carrera.