•  |
  •  |
  • END

El cantante puertorriqueño Marc Anthony llegó este sábado a Chile para cerrar la versión número 50 del Festival Internacional de Viña del Mar, sin su esposa, la cantante y actriz Jennifer López, cuya supuesta presencia generó expectativas en la prensa local e internacional.

El salsero llegó en su jet privado a un aeródromo del balneario de Viña del Mar, 120 kilómetros al oeste de Santiago, y se trasladó al Hotel Sheraton Miramar, donde reservó 38 habitaciones para sus músicos.

Los rumores de la presencia de López junto a los hijos gemelos de la pareja, mantuvieron en vilo a los paparazzis atentos por una fotografía que valdría miles de dólares.

“Una sola fotografía de ambos, junto a los gemelos, valdría alrededor de unos 10 mil dólares en medios internacionales”, señaló un fotógrafo a la televisión local.

El salsero compartió escenario con el grupo romántico chileno ‘Natalino’.

Argentina, Costa Rica y Perú son los países finalistas que competirán por la Lira de Oro, trofeo que recordará los 50 años del festival que se conmemoran en 2009. Son “Ayer te vi”, interpretada por Emiliano del Río, de Argentina; “Dilo de una vez”, en voz de Humberto Vargas, de Costa Rica y “Mi alma entre tus manos”, por Jorge Pardo, de Perú. El ganador se llevará además 30 mil dólares.

El reggaeton se tomó el escenario

Durante la penúltima jornada, dos boricuas se tomaron el escenario de la Quinta Vergara, al son de baladas románticas y del ritmo de moda en América Latina: el reggaetón.

El encargado de abrir la quinta jornada de Festival fue el puertorriqueño Luis Fonsi, que en una hora y media de presentación hizo suspirar al público del Festival.

Con temas como “Abrazar la vida”, “Quisiera poder olvidarme de ti”, “Imagíname sin ti”, “Quién te dijo eso” o “No me doy por vencido”, Fonsi conquistó al público que coreó sus canciones y lo premió con todos los galardones posibles: una antorcha de plata, otra de oro y la Gaviota de Plata.

Durante la jornada del viernes también se anunció que la canción ganadora de la competencia folclórica fue la representante de Chile, “Cuecas al sol”, de Isabel Parra y cantada por Camila Méndez.

Las ganadoras se adjudicaron 30 mil dólares y la Lira de Oro.

La noche la cerró el máximo exponente del reggaetón en Latinoamérica, Daddy Yankee, que en su segunda presentación en Viña del Mar --después de 2006-- hizo delirar a los chilenos y transformó en una fiesta el anfiteatro del certamen hasta la madrugada.

El público coreó y bailó sus temas clásicos como “La gasolina”, “Machete” y “Mayor que yo”, y lo premió con las dos antorchas, una de oro y otra de plata, y la Gaviota de Plata, máximo galardón para los artistas del festival.

Espere mañana los detalles de la clausura de las bodas de oro del Festival Viña del Mar.