María Teresa Pérez
  •  |
  •  |
  • END

Tiene la mirada dulce, sonrisa contagiante y una esculpida figura que le han brindado el privilegio de ser una de las 16 jóvenes que apuestan sus sueños por la corona de Miss Nicaragua 2009.

Tania Reyes tiene 25 años, y es licenciada en Derecho. Se muestra muy feliz cuando se refiere a sus logros; su profesionalización y participar en este distinguido evento de belleza, son los más grandes, asegura.

Comparte que decidió postularse por motivación de sus familiares y amigos, pero además porque siempre fue una aspiración personal. “Fui siempre fan del evento, le daba seguimiento y me interesaba en los entrenamientos que llevaban las candidatas, porque sabía que un día yo sería una de ellas”, sonríe.

La joven capitalina tiene experiencias en concursos de belleza. Cuenta que en 2004 como universitaria representó a su carrera en un concurso del recinto, y luego se alzó con el título para representar a la Upoli en el certamen Señorita Universidad en 2005, en el cual llegó a ser semifinalista.

Esta candidata se caracteriza por ser inquieta, le gusta hacer turismo, para relajarse de la rutina, dice. También le apasiona bailar, su vicio son las discotecas, expresa.

Como filosofía se plantea: “una meta es la búsqueda del éxito”. No teme enfrentar riesgos, pues para ella, “quien no lo hace no sabrá manejar el triunfo, y si en el camino hay fracaso, pues de éstos también se aprende y te permiten madurar”.

“Si no lograra la corona sabría que Dios me tiene algo mejor, porque para estar aquí se me cerraron muchas puertas, en el momento me lamentaba, pero ahora sé que valió la pena”.

Sin embargo dice tener la certeza de ganar y de lograrlo apoyaría al hogar Divino Niño, donde viven infantes maltratados y abandonados.

Además me gustaría mostrar las características que definen a los nicaragüenses, pues somos gente humilde, trabajadores, carismáticos, luchadores y “yo soy todo eso, quiero que Nicaragua se sienta orgullosa de mi desempeño”.

A Tania le entristecen las injusticias y particularmente que no valoren sus esfuerzos. Se define como una joven emotiva y sensible ante el dolor ajeno.


CRÉDITOS
Fotografías.- Paul Gisbrecht / END
Locación.- Hotel Norome
Maquillaje.- Renée Fabiola Dávila para Avon de Nicaragua
Peinado.- Bon Chic
Vestuario.- G&B Boutique
Producción.- Amarilys Soza, Silhuetas S.A